Redacción | Tarifa.- Agentes de la Policía Nacional adscritos al Puesto Fronterizo Marítimo de Tarifa han detenido a dos ciudadanos marroquíes cuando intentaban introducir a un tercero en nuestro país escondido en el maletero de su coche. Los detenidos han sido investigados como presuntos autores de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. La persona oculta tiene  una orden de prohibición de entrada en España.

Los agentes destinados en el puerto de Tarifa cuando  realizaban el control de  entrada de viajeros a bordo de los  vehículos procedentes de Tánger, observaron como en  un turismo de los muchos que cruzan la frontera, había algo que les  llamó la atención. Tras solicitar la documentación a sus ocupantes, una pareja de jóvenes, les indicaron que les mostrara el maletero. El joven, sin apearse del vehículo, y lejos de obedecer la petición del agente, le abrió una puerta lateral. Tanto el conductor como su acompañante, empezaron entonces a mostrar una actitud de  nerviosismo y poco colaboradora con las indicaciones del agente.


Una vez inspeccionado el maletero del vehículo, entre bolsas de comida, mantas y diversos enseres, localizó a una persona. Se trataba de un  ciudadano marroquí de 24 años, con síntomas de sofocamiento, desorientación y con problemas para respirar con normalidad. Los agentes lo sacaron inmediatamente del hueco del maletero. Esta persona había residido en en España durante años y actualmente tenía prohibida la entrada en territorio Schengen.

Una  vez auxiliada, se activó el protocolo ante este tipo de delitos de Tráfico de Personas. Posteriormente, se pudo conocer el modus operandi utilizado así como la relación que le une a los ocupantes del vehículo y la procedencia del dinero intervenido a uno de ellos, así como otros indicios propios de esta actividad ilícita.

En la intervención fueron detenidos tanto el conductor del vehículo de 27 años de edad  como su acompañante, una mujer de 52 años de edad, como presuntos autores de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. Entre sus pertenencias, se encontraba una gran cantidad de dinero pagada presuntamente por la persona oculta en el maletero para poder ser “pasado” a través de la frontera.

Los detenidos fueron informados de los derechos que les asisten como tales conforme a la ley vigente y se procedió a su traslado a la Comisaría de Algeciras, donde el grupo especializado de la Brigada de Extranjería y Fronteras, continuará con las investigación. Los investigadores realizaran las gestiones necesarias para descubrir y determinar su posible vinculación con organizaciones o grupos criminales que utiliza a parejas que no levanten sospechas, para poder introducir en Territorio Schengen a personas de manera irregular (para una posible explotación laboral o sexual o simplemente cruzarles la frontera a cambio de una importante suma de dinero y poniendo en juego su integridad física e incluso su vida.

PUBLICIDAD

Compartir con: