publicidad


Dos menores de la localidad han sido condenados por el Juzgado de Menores de Cádiz a varios fines de semana de permanencia en sus respectivos domicilios y al pago de una indemnización al Ayuntamiento por realizar pintadas en edificios públicos. De esta indemnización, correspondiente a los trabajos de limpieza de las referidas pintadas, tendrán que responder sus padres como responsables civiles directos y solidarios, según recoge la sentencia.

El titular del Juzgado de Menores número tres de Cádiz con sede en Jerez considera probado que los chicos, de común acuerdo, realizaron en  octubre de 2014 diversas pintadas en edificios de titularidad municipales, siendo sorprendidos cuando realizaban una de ellas en la plaza Arroyo de San Juan. Los chicos se dieron a la fuga en un ciclomotor, conducido por uno de ellos que además no tenía permiso de conducción.

publicidad


Por estos hechos el fiscal acusó a uno de los menores por un delito contra la seguridad vial y una falta contra el patrimonio, y al otro por una falta contra el patrimonio. Los dos chicos reconocieron ser autores de las infracciones y aceptaron la responsabilidad. La sentencia hace responsables civiles directos a los padres, que tienen que hacer frente a la indemnización, así como a las costas judiciales del procedimiento.

Lamentablemente, a lo largo del año el Ayuntamiento denuncia numerosos actos vandálicos en edificios públicos y en el mobiliario urbano, con un elevado coste para la arcas municipales, quedando sus autores muchas veces impunes. Por ello se  pide la colaboración ciudadana para denunciar cualquier tipo de acto vandálico para evitar que las inversiones que se realizan para la mejora de la ciudad sufran  desperfectos.