jLa teniente de alcalde delegada de Educación, María Antonia Martínez, ha trasladado el apoyo a la comunicad educativa del colegio Castillo de Doña Blanca, del enclave rural del Poblado de Doña Blanca, que se ha visto obligado a suspender las actividades que venían desarrollando a través del proyecto de mejora del aprendizaje PROMECE.

La decisión, tomada por el citado centro, está fundada en la falta de los recursos económicos que en su día se concedieron a través de las ayudas convocadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Cabe señalar que mediante resolución de 30 de septiembre de 2014, la Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, convocó ayudas para el diseño y aplicación de proyectos de mejora del aprendizaje del alumnado por agrupaciones de colaboración profesional entre centros sostenidos con fondos públicos de diferentes comunidades o ciudades autónomas.

Posteriormente, se resolvió la convocatoria de forma favorable para este colegio portuense, que tenía concedida una ayuda de una cuantía de 17.141,50 euros para la puesta en marcha de un proyecto de mejora del aprendizaje (PROMECE), denominado  Hargüeta.  El centro recibió entonces con gran alegría su inclusión en el programa, en el que además participan varios centros educativos de toda la geografía española. Desde diciembre de 2014, los docentes  comenzaron a trabajar sobre el proyecto.

Durante todo este tiempo, se ha procedido a la creación y actualización del blog educativo, según exige la convocatoria, a la contratación de vuelos y estancias donde se celebraban las reuniones de coordinación del proyecto, entre otras cuestiones.

Pero todas estas gestiones, que han provocado gastos, se han venido realizando a costa de las finanzas propias del centro e incluso, contando con la participación de los propios docentes, ya que, a día de hoy, el CEIP Castillo de Doña Blanca no ha recibido ni un solo euro de esta subvención, como tampoco lo han recibido ninguno de los 50 centros a los que se les ha reconocido también estas ayudas en toda Andalucía.

El colegio portuense ha informado a la responsable municipal de Educación que se han visto obligado a tomar como medida la suspensión del proyecto. Desde el centro explicaban a Martínez que el  retraso del  Ministerio en librar los pagos de las ayudas correspondientes a los centros de la Comunidad Autonómica de Andalucía, “obedece a un criterio meramente burocrático”.

En el caso de la Comunidad Autónoma de Andalucía, todos los centros docentes públicos están englobados dentro de la personalidad jurídica única con la que actúa la administración de la Junta de Andalucía en el cumplimiento de sus funciones. Teniendo en cuenta este extremo, la Junta de Andalucía ha de presentar la correspondiente declaración responsable que exige la Disposición Quinta 2.2.1 de la Resolución de 30 de septiembre de 2014, de la Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, por la que se convocaron estas ayudas.

Lo cierto es que la negativa de la Junta de Andalucía a presentar esta declaración responsable, que ya han presentado otras administraciones que también actúan con personalidad jurídica única, como es el caso de Canarias, y el bloqueo de los fondos por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, “ha dejado al centro educativo en general, y al alumnado en particular,  como únicos afectados”.

En este sentido, el centro ha puesto en conocimiento de la Concejalía de Educación que a día de hoy sus finanzas están en un déficit importante, por los gastos que se han sufragado a costa de la subvención aprobada.

María Antonia Martínez ha anunciado que “el asunto será tratado en el próximo Pleno de la Corporación portuense, instando al entendimiento entre el Ministerio de Educación y la Junta de Andalucía”.

Martínez ha señalado que “lamentamos que un proyecto que se inició con la ilusión de toda la comunidad educativa, con gran esfuerzo del profesorado y cuyo último beneficiario es el alumnado, se esté convirtiendo en una carrera de obstáculos, en la que la educación nada tiene que ver”.