publicidad


La previsión es que el Plan Syga, que garantiza las tres comidas diarias a más de 18.000 beneficiarios, esté en funcionamiento al completo el lunes con la colaboración de los ayuntamientos

La Consejería de Educación y Deporte ha iniciado ya el reparto de las tres comidas (desayuno, almuerzo y merienda) al alumnado en riesgo de exclusión social beneficiario del Programa de Refuerzo de Alimentación Infantil, tras el cierre temporal de los centros docentes andaluces por el virus COVID-19.

Ya ha comenzado de forma progresiva la distribución de comida por municipios con objeto de verificar el buen funcionamiento de los procedimientos establecidos para ello, que han requerido la coordinación de la Consejería con los ayuntamientos y las empresas responsables de la distribución de estos menús. El reparto ha comenzado hoy en algunos municipios,  y la previsión es que el próximo lunes día 23 la distribución esté completamente operativa para todos los beneficiarios.

El reparto de estos alimentos se realizará dos veces en semana en las dependencias municipales puestas a disposición para ello por las corporaciones locales. Las familias recibirán los packs de desayuno y merienda que ya se les venía entregando a este alumnado antes del cierre de los centros, además de barquetas con el almuerzo. De esta forma, los más de 18.000 alumnos y alumnas acogidos a este programa tendrán garantizadas tres comidas diarias durante toda la semana.

El Consejo de Gobierno del pasado lunes 16 de marzo acordó tomar conocimiento de la contratación por la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE), por tramitación de emergencia, del suministro de comidas para el refuerzo de alimentación infantil. La Consejería ha trabajado desde entonces con la máxima celeridad para que este servicio se restableciera lo antes posible.

El programa de Refuerzo de Alimentación Infantil, que tiene como objetivo garantizar las tres comidas diarias al alumnado en riesgo de exclusión social con el reparto en los colegios de desayunos y meriendas, está coordinado por las Consejerías de Educación y Deporte y Salud y Familias.

A la Consejería de Educación y Deporte le corresponde la tarea de atender a estos alumnos y alumnas aprovechando la red de comedores escolares existente durante el curso escolar. La Agencia Pública Andaluza de Educación se encarga, para ello, de la contratación y seguimiento de los servicios de las empresas de restauración encargadas de elaborar y entregar las comidas.