Redacción | Cádiz / Conil.- La campaña de ‘Prevención de Ahogamientos 2016’, puesta en marcha por Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES-061) y la Fundación Mapfre, tiene como objetivo trasladar a la sociedad las principales pautas de prevención para evitar accidentes en el entorno acuático y enseñar las pautas necesarias para saber actuar ante una situación de emergencia. Para ello se ha instalado hoy una carpa en la Playa de La Victoria  de Cádiz.

El director provincial del 061, Jesús Enrique Martínez, que ha estado acompañado por Luis María Macarro, responsable territorial de Cádiz, Ceuta y Huelva de la Fundación MAPFRE, ha destacado que esta campaña, dirigida a concienciar a los bañistas sobre la importancia de cumplir las recomendaciones de los vigilantes y de las banderas que informan del estado del mar, supone un elemento más en todo el dispositivo de seguridad que la Junta de Andalucía despliega en el litoral andaluz durante la temporada alta de verano.


Los profesionales del servicio de emergencias sanitarias del 061 dan a conocer durante toda la mañana los principales factores de riesgo, técnicas básicas de supervivencia en el agua y de reanimación (RCP) y conocimientos elementales de primeros auxilios en caso de ahogamiento, a través de talleres, tanto teóricos como prácticos, dirigidos a menores y adultos. Precisamente para los más pequeños hay una carpa para que pinten sobre camisetas que después se llevan de regalo lo que han aprendido en esta materia.

Los profesionales sanitarios que colaboran de forma voluntaria en esta actividad se desplazarán mañana martes a la playa de Los Bateles de Conil, en horario de 11.00 a 14.00 horas, donde continuarán con la campaña que ha recorrido las playas de Málaga, Almería y Granada, y finalizará en las playas de Punta Umbría y Ayamonte, en Huelva.

Los sanitarios atienden en la provincia de Cádiz una media de 50 casos, de los 235 que solicitan asistencia por ahogamientos al 061 en Andalucía. En el primer semestre de 2016 se han atendido 11 demandas por este motivo, llamadas de auxilio que principalmente realizan socorristas, policías o bañistas que están siendo testigos en un momento dado de un incidente de este tipo.

Estos profesionales darán consejos para que los adultos tomen conciencia de la importancia de vigilar adecuadamente a los menores de 10 años, franja de edad que comprende el 6 por ciento del total de víctimas mortales por ahogamientos en España, según un estudio realizado por la Fundación MAPFRE.

Estudio de la Fundación MAPFRE

En la última década, cerca de 4.800 personas han perdido la vida por un ahogamiento, una cifra que se ha reducido en los últimos 5 años en un 12%, y que refleja que, de media, aproximadamente 480 personas fallecen cada año por esta causa. Del total de fallecidos, 1.800 personas perdieron la vida en la piscina y en espacios naturales.

El perfil con mayor riesgo se mantiene prácticamente constante cada año. Los ahogamientos afectan principalmente a las personas mayores de 60 años (40 por ciento) y en menor medida a los más jóvenes (8,5 por ciento). Llama la atención, sin embargo, que en la franja de menores de 15 años, las cifras de accidentes mortales han aumentado un 15 por ciento en los últimos cinco años. Estos datos forman parte de un estudio realizado por Fundación MAPFRE, en el que se pone de manifiesto que Andalucía registra el 17% de las víctimas mortales por ahogamiento, convirtiéndose en la comunidad autónoma con mayor número de víctimas mortales.

Compartir con: