La Consejería de Fomento y Vivienda ha informado a los colectivos sociales de Cádiz que el próximo día 9 de noviembre termina el período de información pública del proyecto de orden por la que se regulan las Áreas de Rehabilitación Integral (ARIs) y se aprueban las bases reguladoras para la concesión de subvenciones para la rehabilitación residencial y la mejora del medio urbano, en el marco de la Inversión Territorial Integrada  (ITI) 2014-2020 para la provincia de Cádiz.

Por tal motivo, en el Colegio de Arquitectos se ha celebrado un encuentro al que ha asistido el delegado territorial de Fomento y Vivienda, Federico Fernández, acompañado por el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Manuel Herrero, así como representantes de distintos colectivos sociales y profesionales. En esta reunión con miembros del colectivo vecinal, de trabajo social, arquitectos, aparejadores, empresarios de la construcción y Pro-Derechos Humanos, entre otros, se ha entablado un debate en el que los distintos sectores han planteado dudas y sugerido propuestas.

En el encuentro, Fernández ha destacado la importancia que tiene la participación de los colectivos en el proceso de elaboración de la referida orden, cuyo proyecto se encuentra en fase de información pública desde el 18 de octubre, pudiéndose presentar alegaciones al texto hasta el próximo día 9 de noviembre.

“Desde la Consejería de Fomento y Vivienda queremos que esta orden, que contempla iniciativas de gran calado social y económico, sea lo más participativa posible y que para su elaboración se tengan en cuenta el sentir de colectivos que mucho tienen que decir al ser conocedores directos de la realidad que viven los ciudadanos y los profesionales”, ha destacado Federico Fernández.

La orden tiene como objetivo regular, en el marco de la ITI 2014 de Cádiz, las Áreas de Rehabilitación Integral (ARIs) establecidas en el Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía 2016-2020 y aprobar las bases reguladoras para la concesión de subvenciones para la rehabilitación residencial y la mejora del medio urbano.

La delimitación de ARIs se circunscribe a 8 municipios de la provincia de Cádiz de más de 50.000 habitantes y afectará a una zona desfavorecida identificada en la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social (ERACIS), una iniciativa establecida por la Consejería de Igualdad, y Políticas Sociales, cofinanciada con el Fondo Social Europeo, con el que se ha elaborado un diagnóstico e identificación de las zonas desfavorecidas de Andalucía para poner en marcha medidas en materia de salud, educación, servicios sociales y empleo, según ha explicado Manuel Herrero.

Estas ARIs también deberán estar ubicadas en suelo urbano y presentar concentración de edificios plurifamiliares con viviendas de titularidad privada que sean domicilio habitual y permanente de población con escasos recursos, en un medio urbano con avanzado deterioro, especialmente en las condiciones de sostenibilidad  y accesibilidad del espacio público.

Las actuaciones en vivienda y mejora del entorno urbano en dichas ARIs deberán ir  acompañadas de una Plan Integrado de Acción Local que contemple actuaciones en materia de empleo, educación y salud.

Las actuaciones de rehabilitación residencial se ejecutarán en comunidades de propietarios y sobre elementos comunes para la mejora del estado de conservación, de las condiciones de accesibilidad y de la eficiencia energética, mientras que para la mejora del entorno urbano se intervendrá en espacios públicos para su reurbanización, y mejora de la accesibilidad y eficiencia ambiental. El importe disponible para abordar todas estas actuaciones es de 31,9 millones de euros, que serán distribuidos entre 8 municipios de la provincia, en función de la población y de su parque residencial.

La rehabilitación residencial recibirá una subvención del 100% del coste total de las actuaciones, hasta un máximo de 15.000 euros pro vivienda o hasta 20.000 euros si al menos del 25% del coste total de las actuaciones tienen por destino la mejora de la eficiencia energética, mientras que para la mejora del medio urbano en los ámbitos de las ARIs, las ayudas cubrirán el 100% del coste total de las actuaciones de regeneración urbana hasta el máximo del 25% del importe total asignado al municipio o 4.000 euros por vivienda objeto de rehabilitación.

El primer paso a seguir será la delimitación de las Áreas de Rehabilitación Integral, para lo que se realizará una convocatoria pública dirigida a los Ayuntamientos para que presenten sus solicitudes, debiéndose suscribir a continuación un convenio de colaboración entre  cada Ayuntamiento y la Consejería de Fomento y Vivienda.

Ya delimitada la ARI, las comunidades de propietarios podrán optar a la convocatoria específica que se realice de la línea de subvenciones para la rehabilitación residencial.

Según las previsiones iniciales,  la redacción, tramitación y publicación de la orden reguladora esté para finales de años, mientras que a lo largo de 2019 concluirá el proceso de delimitación de ARIs y la tramitación de las ayudas a  la rehabilitación residencial y mejora del medio urbano.

Compartir con: