Costa Cádiz Comunicación

El 90% de las Unidades de Gestión Clínica de Atención Primaria de la provincia desarrollaron grupos socioeducativos durante el pasado año

24 marzo
13:06 2017

Redacción | Provincia.- El 90% de las Unidades de Gestión Clínica de Atención Primaria de la provincia de Cádiz ha realizado alguna edición de los grupos socioeducativos (GRUSE) durante 2016, lo que la sitúa en tercer lugar en toda Andalucía, tras las provincias de Sevilla y Málaga. La iniciativa forma parte del objetivo de promoción de salud mental y prevención de los trastornos mentales del Plan Integral de Salud Mental de Andalucía (PISMA) y en ella participaron el pasado año 429 personas.

El total de UGC que desarrollaron grupos socioeducativos en la provincia gaditana fue de 45, repartido entre 12 de Jerez-Costa Noroeste; 3 de la Sierra de Cádiz; 8 del Campo de Gibraltar; y 22 de la Bahía de Cádiz y La Janda. De ellos, dos han estado destinados este año, como experiencias piloto, a hombres. Y es que los denominados GRUSE se orientaron, en una primera fase, a la población femenina y tras evaluar los resultados, se inició una fase de formación y pilotaje para destinarlo a la población masculina con el fin de mejorar su salud y bienestar cuando presentan dificultades para abordar las situaciones adversas a las que han de enfrentarse en el día a día. Los dos grupos para hombres tuvieron lugar en el centro de salud de Las Delicias en Jerez y en el centro de La Laguna en Cádiz capital.

Los GRUSE son una estrategia grupal socio-educativa de aprendizaje de habilidades emocionales que pretende desarrollar talentos y recursos de las personas para que afronten de forma saludable las dificultades de la vida cotidiana y que las dote de factores protectores para la salud mental. Están orientados a personas de entre 30 y 65 años, sin patología específica de salud mental, con déficit en el apoyo familiar o social que acuden a consulta por quejas inespecíficas o somatizaciones que le generan sufrimiento. En ese sentido, se incluye a personas con complicaciones sociales o personales que actúen como factores de riesgo para un problema de salud mental, o con presencia de acontecimientos vitales estresantes que configuren un claro factor de riesgo en personas vulnerables.

Son grupos de entre 8 y 15 participantes, que se reúnen en sesiones de hora y media cada semana con un total de ocho sesiones que se realizan en los centros de salud conducidas por un trabajador social.

Se accede al grupo a través de los profesionales de la UGC, que realizan la derivación a la unidad de trabajo social de salud que será el referente y el conductor del grupo, aunque también cabe la posibilidad de acceso por iniciativa propia de la persona interesada dirigiéndose al propio trabajador social.

Los participantes manifiestan que consiguen resolver mejor sus problemas, tienen mayor  autoestima, ganan asertividad y desarrollan nuevas habilidades personales que las ayudan a adaptarse a cada situación y superar las dificultades que antes las aislaban socialmente. En paralelo, se hace un uso más racional de los medicamentos, se mejora la sintomatología y se reducen las visitas tanto a los centros de salud como a las consultas de Salud Mental.

Además de los grupos en sí, durante el año pasado también se llevaron a cabo dos encuentros de mujeres participantes, uno en la Bahía de Cádiz y otro en el Campo de Gibraltar.

Compartir con:

Noticias relacionadas