El alcalde de Cádiz, José María González, acudirá el próximo lunes al Ministerio de Hacienda para mantener una reunión en la que se abordará, entre otras cuestiones, la deuda municipal que asciende a 265 millones de euros.

José María González ha asegurado que “nunca es tarde si la dicha es buena, aunque esa tardanza acumula ya cuatro meses desde que solicitáramos la reunión de manera formal. Está claro que no han tenido la misma prisa para convocarla que tuvieron para enviar aquella carta amenazando a este Ayuntamiento”.


González ha subrayado que “este Ayuntamiento ha demostrado cuáles son sus prioridades, reduciendo gastos superfluos como es la publicidad, para disponer de más recursos dedicados a los asuntos sociales y el pago a proveedores. Esto es lo que ha conseguido reducir la deuda; la redistribución de gastos”.

Sin embargo y a pesar de los esfuerzos de este Equipo de Gobierno, “la deuda continúa siendo una losa insalvable para llevar a cabo las políticas de cambio para las que nos votó la ciudadanía. Por más que este Gobierno gestione de manera responsable, eliminando partidas suntuarias, necesita más recursos para atender a la situación de emergencia social que vive nuestra ciudad”.

Ante esto, añade el alcalde, “el Gobierno Central, ya sea en funciones o el que venga, no puede mirar hacia otro lado. No vamos a quedarnos de brazos cruzados viendo cómo una deuda contraída a base de gastos como publicidad y obras faraónicas condiciona la aplicación de políticas sociales urgentes para la ciudadanía”.

El regidor gaditano ha mostrado su intención de aprovechar esta reunión para iniciar la búsqueda de alianzas institucionales a través de las cuales “pongamos sobre la mesa soluciones a este problema que, como a Cádiz, afecta a otros tantos municipios”.

Compartir con: