Redacción | Cádiz.- El alcalde de Cádiz, José María González, no reconoce la Republicana Catalana que declaró el viernes el Parlament de Cataluña y cuya declaración anuló y paralizó el Gobierno Central. Para González, “no es una solución ignorar a la parte de la sociedad catalana que votó por el Sí el pasado 1 de octubre”.

El primer edil gaditano mantiene su condena a la represión y la aplicación del artículo 155 de a Constitución, pero tampoco entiende como una posible salida “ignorar al resto de la sociedad catalana que no se incluye entre quienes fueron a votar Sí el 1 de octubre”.
González sigue apostando por “la vía del diálogo y la negociación para acordar un referéndum pactado como salida a esta crisis”. “Las salidas unilaterales las vías rápidas que no tienen en cuenta a la otra mitad de la sociedad, sean de unos o de otros, no van a funcionar, no es la solución”, asevera el alcalde de Cádiz.

Compartir con: