El alcalde de Sanlúcar, Víctor Mora, ha hecho hoy una valoración de los primeros cien días de gobierno del presente mandato recordando de manera sucinta las principales iniciativas que han definido su forma de gobierno.

Un estilo de gobierno que, como ha indicado, parte de la premisa de responder a los compromisos adquiridos con los ciudadanos en la elecciones municipales, que no eran otros que trabajo las veinticuatro horas, sensibilidad y cercanía con la ciudadanía y no dejar pasar ninguna oportunidad para Sanlúcar.

Víctor Mora ha señalado que el Gobierno local viene demostrando su tesón diario y la sensibilidad con los problemas de los ciudadanos, poniendo como ejemplo la primera medida que se adoptó tras la toma de posesión: la reducción de los gastos de gobierno para crear una Oficina de Vivienda. Esta oficina cuenta con una abogada y una trabajadora social y ya ha logrado sus primeros resultados, como acuerdos con bancos para la dación en pago y la ordenanza en la que se está trabajando para reducir la renta de las viviendas del parque público de la ciudad.

También recordó la puesta en marcha del Campus Socioeducativo ‘Aprendiendo’ que permitió a muchos niños y niñas disfrutar de actividades educativas y de ocio durante el verano, además de contar con un comedor que les ha proporcionado alimentación equilibrada.

También en materia de empleo, el problema que más preocupa al gobierno local, se han dado pasos importantes. En este sentido, el alcalde recordó la puesta en marcha del plan de empleo para mayores de 45 años, que venía a completar a los de la Junta de Andalucía, y anunció que el próximo mes se iniciará otro plan de empleo municipal de tres meses a través de los Servicios Sociales.

“Estamos demostrando que más allá de los colores políticos estamos con los ciudadanos y si somos la ciudad con mayor tasa de desempleo no sólo con planes municipales se puede paliar esta situación. De ahí que vamos a proponer al pleno pedir a todas las administraciones planes específicos para Sanlúcar”, indicó Víctor Mora.

También subrayó que ante esta situación “no es momento de dejar pasar ninguna oportunidad y la historia nos da una: la Primera Vuelta al Mundo”, cuyo quinto centenario se conmemora entre los años 2019 y 2022.

El alcalde dijo que tras una primera fase en la que esta iniciativa participativa ha conseguido que la ciudadanía tome conciencia de este hecho, “hemos pasado la frontera”, logrando acuerdos y apoyos institucionales. En este sentido recordó que se ha llegado a un hermanamiento con Sevilla, “porque es evidente la relación a través del Guadalquivir”, y se ha conseguido el apoyo de la Junta. “Tras la reunón con los consejeros de Cultura y de Turismo en el Parlamento recibimos una visita, la de la consejera, que es una clara apuesta de la Junta” por esta efeméride, dijo Mora, quien señaló que “ahora esperamos que el gobierno tenga altura de miras y ponga en funcionamiento la comisión interministerial que se creó en su día”.

El alcalde incidió que el ‘Sanlúcar 2019-2022’ es un proyecto que se inició de manera participativa y que seguirá siéndolo aún más. Así, explicó que hoy mismo se han iniciado los trabajos con una consultora para elaborar una Estrategia Urbana Integrada de Desarrollo Sostenible en la que participan técnicos municipales, partidos políticos  y colectivos, y que los ciudadanos lo van a poder hacer a través de una página web, para así “definir la ciudad que queremos los sanluqueños para 2019”.

En su valoración, Víctor Mora no quiso dejar para los buenos resultados de la pasada temporada estival. “Tenemos que decir orgullosos que hemos conseguido los mejores datos turísticos de la serie desde 2010, y que ello también se debe a todas las actividades culturales y de ocio que organizamos”, dijo.

También este mes ha tenido especial protagonismo el deporte con la celebración del Desafío Doñana, que ha contado con récord de participación y que supone una promoción internacional muy importante para la ciudad, que se coloca “en el mapa del deporte de elite”.

A todas estas iniciativas, el alcalde unió “nuestras fortalezas”, como son la gastronomía y el vino. La defensa de las bodegas y la potenciación de la manzanilla ha sido uno de los objetivos, viendo lo que funciona y lo que no de esta promoción del vino sanluqueño. En este sentido anunció que este año no se va a celebrar el Ruta del Mosto, ya que aunque la idea era buena no lo ha sido la evolución que ha tomado. Con todo, el Ayuntamiento seguirá en su apuesta y apoyo por la manzanilla.

En el aspecto gastronómico indicó que con el buen trabajo de la Cofradía de Pescadores se ha logrado el reconocimiento de la marca Langostino de Sanlúcar, y ahora se va a trabajar en la celebración de la I Feria del Langostino para continuar con esta promoción.

“Han pasado cien días, pero nos quedan cuatro años de trabajo las veinticuatro horas del día, seguiremos siendo sensibles y cercanos con los ciudadanos y no dejaremos pasar ninguna oportunidad para la ciudad, porque bastantes trenes ha dejado pasar ya”, apostilló el alcalde.