El alcalde de Cádiz, José María González, ha visitado la Escuela de Hostelería de Cádiz y ha mostrado allí su apoyo a los trabajadores y al alumnado del centro formativo ante la “parálisis” en la que “la pésima gestión de la Junta de Andalucía ha sumido a este motor de empleo gaditano”. Al hilo, ha reclamado a la Junta de Andalucía que se apresure en dar una solución a la situación que sufre el centro, cuyas cocinas “llevan demasiado tiempo hambrientas”.

El regidor ha recordado que a los trabajadores se les adeudan “varias nóminas” por parte de la Junta de Andalucía, y que el alumnado desde hace “demasiado tiempo” no puede acceder a la docencia que se impartía en el centro, avalada por los altos niveles de inserción laboral del alumnado y reconocida por los profesionales del sector.


El alcalde ha reclamado a la Junta de Andalucía “que ponga fin a esta bochornosa situación que vive una referencia en la inserción laboral en Cádiz como es la Escuela de Hostelería”, y asegura que el Ayuntamiento de Cádiz estará “siempre del lado de los trabajadores y el alumnado”.

En este sentido, sostiene que la Junta de Andalucía “ha tenido ya tiempo más que de sobra para solucionar este problema”, algo que depende “de la voluntad política”. Tras esto, ha instado a la Junta “a que se apresure, porque en Cádiz no nos podemos permitir ni estamos dispuestos a perder más tiempo. Han pasado ya demasiados años de conflicto; es una cuestión de vergüenza y de justicia”.

Compartir con: