publicidad


El centro cuenta con un aula para acoger a ocho bebés, un aula para trece niños de un año y un aula para catorce niños de dos años

El alcalde de Chiclana, José María Román, ha visitado las instalaciones del Centro de Educación Infantil ‘Ángel de la Guarda’, ubicadas en el edificio Granada, en la barriada de Fuente Amarga. Una visita en la que ha estado acompañado por la directora del centro, Ana Pérez, y por la delegada municipal de Educación, Esther Gómez. Durante el encuentro, el regidor chiclanero ha destacado que “estamos todos con la preocupación de cómo se desarrollará este atípico curso escolar, debido a la pandemia del COVID-19, pero hay que ponerse a trabajar de cara al inicio del curso”.

“Aquí hemos podido comprobar cómo está todo preparado, con protocolo anticovid incluido, para que el curso pueda desarrollarse con la mayor normalidad posible”, ha comentado José María Román, quien ha incidido en que, “por encima de las competencias, el Ayuntamiento de Chiclana trabajará para garantizar la limpieza y desinfección de los colegios públicos, lo que supondrá un desembolso extra muy importante, y ya pediremos los ajustes de cuentas correspondientes con la administración competente, que es la Junta de Andalucía”. “Lo que sí debe quedar claro es que, por encima de la competencia, los colegios no serán desatendidos en materia de limpieza, por lo que hacemos una llamada a la tranquilidad de las familias”, ha incidido.

Asimismo, el regidor chiclanero ha destacado el trabajo realizado desde el Centro de Educación Infantil ‘Ángel de la Guarda’ “con el objetivo de la normalidad de las familias y que puedan tener a sus pequeños de la mejor manera”. “Hay muchas familias que necesitan de estos servicios para poder irse a trabajar con tranquilidad, sabiendo que se cumple con los protocolos de seguridad”, ha expresado José María Román.

Además, la directora del centro ha señalado que “se ha trabajado concienzudamente en cuanto a los protocolos, tanto para las clases como para el comedor, con dos turnos en función de la hora de recogida de los pequeños. Y lo mismo sucede con la entrada y salida de los niños, que será escalonada”. “Por tanto, hemos adaptado todos los protocolos emitidos por la Junta a la infraestructura del local y al personal, con el objetivo de mantener las distancias de seguridad, tanto en el interior de las aulas como en el patio”, ha explicado.

Cabe reseñar que se trata de un centro concertado con la Junta de Andalucía, que cuenta con tres trabajadoras más, además de la directora (que también es tutora de una clase). En este caso, se trata de dos tutoras y una auxiliar. El centro también cuenta con un aula para 8 bebés, un aula para 13 niños de un año y un aula para 14 niños de dos años.

Actualmente, como consecuencia de la pandemia del COVID-19, se ha trabajo intensamente en un protocolo de actuación, con el objetivo de preservar la seguridad de trabajadores y niños. Asimismo, indicar que cada una de las aulas del centro cuenta con todo tipo de material como geles desinfectantes o mascarillas.