publicidad


José María González señala la necesidad “de buscar de forma conjunta soluciones para evitar el éxodo de las familias gaditanas ante los altos precios de arrendamiento”

El alcalde de Cádiz, José María González y la concejala de Vivienda, Eva Tubío, se ha reunido este jueves con una decena de promotores, administradores de vivienda y representantes de inmobiliarias de la ciudad con el objetivo de buscar iniciativas de forma conjunta que impulsen el alquiler residencial de viviendas en la ciudad y analizar soluciones al éxodo de las familias gaditanas.

José María González ha afirmado que “la vivienda es una prioridad en el plan de ciudad de este Equipo de Gobierno dada la problemática estructural que sufre Cádiz en esta materia y la falta que políticas activas de vivienda que ha habido durante toda una década por parte de las administraciones competentes”.

González ha recordado los datos recogidos en el diagnóstico realizado por el Ayuntamiento sobre la situación de la vivienda en Cádiz y en el que se situaba en unas 6.000 las posibles viviendas de la ciudad que por unas razones u otras están sin uso a lo largo del año. “Si a estas viviendas les sumamos las que se destinan al alquiler turístico y las del alquiler de temporada dejan una cantidad exigua para el alquiler residencial, todo lo que está provocando la expulsión de las familias gaditanas a otras localidades”.

Ante esta situación, el alcalde ha hecho hincapié en la necesidad de poder sumar fuerzas entre el sector “para poner las viviendas disponibles en la ciudad en alquiler residencial como parte de un compromiso hacia la ciudad frente al incremento del alquiler turísticos que eleva los precios y va restando el espíritu de barrio y de comunidad entre los vecinos”.

Así, el alcalde ha dado a conocer a los promotores y administradores algunas de las medidas planteadas desde el Consistorio para “seguir ofreciendo respuesta a la necesidad de la ciudadanía” al mismo tiempo que se ha interesado sobre sus puntos de vista.

Entre las medidas presentadas se encuentra la revisión de la Ordenanza del Alquiler Social para actualizar el importe de las ayudas y rebajar las exigencias constructivas de las viviendas que se pueden incluir, la construcción de nuevas promociones de viviendas en alquiler en función de la financiación que pueda conseguir Procasa a través de préstamos hipotecarios o a través de las subvenciones de la Junta y o el Estado o la construcción de alojamientos protegidos para hacer frente a situaciones de urgencia.

José María González ha destacado la predisposición mostrada por los promotores, administradores de vivienda y representantes de inmobiliarias para impulsar el alquiler residencial ya que “si bien es cierto que los pisos turísticos han experimentado un incremento, al final el alquiler residencial es más rentable para los propietarios”.

Además, “se han planteados posibles fórmula de colaboración público-privado para actuar sobre los solares vacíos y aumentar el parque de viviendas de la ciudad, unas fórmulas que se estudiarán desde el Ayuntamiento”, ha añadido.

En esta línea abierta de diálogo, todos los participantes del encuentro han acordado mantener reuniones periódicas para avanzar en la búsqueda de iniciativas que fomenten el alquiler residencial frente a otros modelos.