Redacción | Provincia.- El alcohol origina uno de cada cuatro tratamientos de nuevas adicciones en la provincia, con 931 casos. Así lo muestra el informe de las nuevas admisiones a tratamiento por adicciones en 2015, que  ha deparado que la cocaína supere al cannabis como segunda sustancia de consumo de pacientes incorporados, si bien en cantidades prácticamente idénticas. Del total de 3.741 nuevos expedientes, 853 se deben a la cocaína y 850 al cannabis.

La muestra del informe la componen aquellas personas que han sido admitidas o readmitidas a tratamiento en cualquiera de los centros de tratamiento de la provincia, por consumo de alguna sustancia psicoactiva o por juego patológico, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del pasado año. Estos datos se extraen de la actividad de 21 centros, de los que diecisiete son gestionados por la Diputación, distribuidos en quince municipios y en dos instituciones penitenciarias.


Las nuevas admisiones representan una cantidad muy similar a la registrada en 2014, que es de 3.855, lo que supone un moderado descenso de 114 casos menos, alrededor de un 3%. El descenso de inicios de tratamiento por consumo de cannabis es la variable más destacada, en cuyas causas puede tener incidencia el cambio normativo que dictamina que sólo los menores de edad puedan eludir el pago de multas por consumo de esta sustancia al iniciar un tratamiento, algo que antes del cambio legal era aplicable a consumidores de todas las edades. Se espera que esta tendencia a la baja pueda seguir produciéndose en próximos años.

Se aprecia también una subida en el consumo de heroína, 568 nuevos casos, 49 más que en 2014, aunque todavía muy lejos de las cifras de su época de mayor auge. También el número de personas que han iniciado un tratamiento para dejar el tabaco ha subido en 2015, pasando de 180 a 220 casos en la provincia. Aproximadamente dos tercios de las adicciones están provocadas por  sustancias ilegales con  2.460 casos, por los 1.221 de las legales (alcohol, tabaco, juego, etc.).

El perfil medio de la persona que inicia tratamiento tiene 37,27 años, es varón (83,37%), no tiene empleo (53,86%) y sus estudios son primarios o inferiores (63,46%). Un 10% de los casos se origina en centros penitenciarios.

La situación de desempleo es un factor que parece bastante determinante, pues sólo trabaja el 22,75% de las nuevas admisiones. Una situación especialmente acusada en los usuarios por derivados opiáceos y rebujo, donde este porcentaje sólo es de 10,74%. También lo es el nivel de formación: Sólo un 4% tiene estudios superiores. Por sexo, las mujeres que iniciaron tratamiento son algo mayores, 39,52 años por 36,82 de los hombres.

En este perfil medio hay importantes desviaciones dependiendo de la sustancia tratada. La edad media más baja se corresponde con los consumidores de cannabis, sobre 25 años, mientras que la más elevada es la de quienes tienen problemas con el alcoholismo o tabaquismo, sobre los 40 años.

En el apartado de otras drogas se incluyen fenómenos de adicciones sin sustancias, como la adivinación, compras, sexo, internet, o el móvil, si bien el número de casos no es muy alto, 31 en Cádiz, 156 en toda Andalucía.

En general las tendencias detectadas en Cádiz son muy similares a las registradas en el conjunto de Andalucía. En el año 2015 el total de centros notificadores a nivel regional era de 136, de los cuales 21 correspondían a la provincia. Como divergencias más destacables podría señalarse una mayor incidencia del desempleo en los nuevos pacientes gaditanos, en consonancia también con la situación en general de la provincia, y el hecho de que en Andalucía el cannabis sigue siendo la segunda sustancia que genera más tratamientos nuevos por encima de la cocaína, si bien se aprecia la misma tendencia que en la provincia, con un descenso con respecto a 2014. La cocaína presenta, como en la provincia de Cádiz, registros muy similares (4.493 casos con cocaína, 4.530 con cannabis), aunque ligeramente por debajo.

El número de casos abiertos por problemas con las adicciones en los CTA gaditanos alcanza la cifra de 49.826 desde 1987.

Compartir con: