publicidad


El Ayuntamiento tiene previsto ejecutar la remodelación del último tramo que queda por ejecutar de la calle Lope de Vega para convertir toda esta calle del casco histórico de la ciudad en plataforma única mejorando la accesibilidad en esta céntrica vía. El tramo donde se actuará comprende desde Real hasta Mayorazga, una superficie aproximada de unos 400 metros cuadrados.

Esta obra contempla la demolición del pavimento de hormigón, de los bordillos y de las baldosas de las aceras. También se retirarán el mármol y las cenefas de piedra natural. Todo ello será sustituido por nuevo pavimento de adoquín de granito, solado de piedra natural y solado de baldosas de hormigón y terrazo. Además, la actuación incluirá nuevas instalaciones de saneamiento y abastecimiento, que serán realizadas por Hidralia.

Este proyecto de adecuación urbana ha sido elaborado por técnicos municipales del Área de Desarrollo Urbano en colaboración con personal del Plan de Empleo Joven. La obra está presupuesta en cerca de 60.000 euros y su plazo de ejecución es de 2 meses.