La junta de gobierno local ha aprobado hoy iniciar el proceso para la actualización del Plan de Emergencia Municipal (PEM), por el que se llevarán a cabo los procedimientos oportunos para adaptar a los tiempos actuales un protocolo que debe marcar el conjunto de normas y actuaciones generales, destinadas a prevenir y a controlar en forma oportuna y adecuada, las situaciones de riesgo colectivo que puedan darse en la ciudad, y en la que deban intervenir las administraciones públicas y los cuerpos de seguridad.

Se da la circunstancia de que el PEM de San Fernando permanece sin actualizar desde 2004, cuando fue aprobado por el Pleno de marzo de aquel año. El concejal de Seguridad Ciudadana y Protección Civil, Jaime Armario, ha manifestado que este protocolo de actuación es un documento importante para marcar las pautas de actuación en caso necesario “que los anteriores responsables políticos en seguridad ciudadana olvidaron entre tantas otras actuaciones que quedaron sin llevar a efecto. Los PEM deben ser revisados además cada cuatro o cinco años, habiéndonos encontrado que este Ayuntamiento ha permanecido más de una década sin haber actuado en este sentido”, apostilla Armario, recordando que San Fernando fue en su día uno de los municipios pioneros de Andalucía en la redacción de un PEM, aprobado por la Corporación municipal en abril de 1994 y homologado por la Comisión Permanente de Protección Civil de Andalucía en marzo de 1995.

En los informes técnicos expuestos esta mañana en la junta de gobierno se explica que el PEM de San Fernando fue adaptado en su día al Plan Territorial de Emergencia de Andalucía (PTEAnd) entre diciembre de 2003 y enero de 2004 previa a la aprobación plenaria de marzo del mismo año. Transcurridos once años, el gobierno local ha aprobado un procedimiento que determina en primer término la constitución de una comisión técnica a modo de grupo de trabajo de carácter multisectorial –Policía Local, Nacional, Bomberos, Protección Civil, SAS, delegaciones municipales implicadas, etc.- que revisará y actualizará cada uno de los capítulos del PEM, desde objetivos a análisis de riesgos, operatividad, Centro de Coordinación Operativa, medidas de actuación, planos, etc. además del personal y órganos políticos y técnicos responsables.

El borrador del documento será remitido a los grupos políticos municipales para su consulta y aportaciones. Posteriormente, será aprobado en Pleno.