Conrado Rodríguez, concejal de Gestión Presupuestaria y Tributaria.

El Ayuntamiento de San Fernando va a aplicar una bonificación del 70 por ciento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a las viviendas públicas en alquiler social cuya gestión corre a cargo tanto de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo isleña (Esisa), como de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación (AVRA) de la Junta de Andalucía.

Se trata de una medida “de marcado carácter social” que -tal y como apunta el concejal de Gestión Presupuestaria y Tributaria, Conrado Rodríguez- supone “un beneficio para las personas con menos ingresos y que peor lo están pasando, porque aliviará sus cargas impositivas y, por tanto, mejorará la situación familiar”.


La medida propuesta por el equipo de gobierno, que pasará el día 14 de este mes por la Comisión informativa de Presidencia, Desarollo Económico, Gestión Presupuestaria y Tributaria, redundará, como se ha dicho, en beneficio de las familias moradoras del parque público de vivienda y que, precisamente, son adjudicatarias de estos inmuebles al contar con ingresos reducidos.
“Dicha bonificación, por tanto, tendrá un beneficio directo sobre los arrendatarios, sobre quiénes recaía la obligación de pagar este impuesto”, incide Rodríguez, que asegura que la medida venía reclamándose “desde hace unos años”.

La bonificación del IBI puede llevarse a cabo a través de la Ley Reguladora de Haciendas Locales, según la cual los ayuntamientos pueden regular, mediante ordenanza, la bonificación de un porcentaje de la cuota íntegra del IBI a favor de inmuebles en los que concurran circunstancias sociales. “Así que este año, la bonificación alcanzará el 70 por ciento de la contribución, favoreciendo a los inquilinos con rentas más ajustadas y que pasan por más apuros para afrontar el pago de este impuesto”, concluye Rodríguez.

Compartir con: