La alcaldesa, Patricia Cavada, y el concejal de Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez, han recibido en el Ayuntamiento al ingeniero isleño Héctor Bouzo para conocer los detalles del proyecto que planea poner en marcha en las salinas Roqueta y Preciosa, entre los términos municipales de Cádiz y San Fernando.


Situado al lado de Torregorda, en un terreno de más de 40 hectáreas, en pleno Parque Natural Bahía de Cádiz, comprado por el emprendedor isleño, planea poner en marcha un proyecto en el que se conjugue el ocio, el turismo, el deporte y la actividad acuícola, al que sumará otras iniciativas innovadoras relacionadas con la producción de microalgas.

“Sin duda alguna, se trata de un apasionante trabajo con el que se pretende revivir una salina a través de un proyecto que cuenta con un enfoque novedoso en el que reina la sostenibilidad, y que generará actividad económica y empleo en el entorno en el que se localiza”, asegura la regidora isleña, que relaciona esta iniciativa con la línea de trabajo emprendida por el gobierno local de puesta en valor de la riqueza del Parque Natural Bahía de Cádiz que rodea casi en su totalidad San Fernando, a través de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (Edusi) que cubrirá intervenciones en tres grandes focos -La Magdalena, La Almadraba y el Parque del Este- como espacios integradores del medio natural con la ciudad.

“Iniciativas públicas y privadas, como el proyecto de Héctor Bouzo, vendrán a generar actividad económica desde el medio natural, en este caso sumando actividades recreativas, senderos deportivos o avistamiento de aves, entre otras, atrayendo visitantes a la zona y, por tanto, beneficiando también por ende a La Isla, tan ligada históricamente a su entorno salinero”.

Compartir con: