publicidad


Redacción | Cádiz.- El alcalde de Cádiz, José María González, miembros del Equipo de Gobierno y representantes de la Corporación municipal han guardado hoy un minuto de silencio junto a la puerta del Ayuntamiento de Cádiz en recuerdo a las víctimas de la masacre homófoba de Orlando y de la mujer asesinada el sábado en Badalona en un nuevo caso de violencia machista.

Al término del minuto de silencio, el regidor ha expresado sus condolencias a las familias de las personas asesinadas ayer en un club de Orlando, al tiempo que ha manifestado su “más absoluta repulsa y rechazo hacia todas las manifestaciones de violencia que se producen contra el colectivo LGTBIQ”. “La violencia nunca es una respuesta, nunca es una alternativa”, ha aseverado.

González ha señalado que este atentado homófobo “deja de manifiesto, desgraciadamente, que aún queda muchísimo trabajo por hacer en defensa de los derechos y a favor del colectivo LGTBIQ”, recordando que en esa línea está trabajando el Ayuntamiento de Cádiz con la elaboración del Plan Municipal contra la Homofobia y la Transfobia y a favor de la Diversidad Afectivo-Sexual y de Género. “Se está elaborando con la colaboración de toda la ciudadanía, porque es un asunto que nos compete a todos”, ha especificado.

El alcalde ha lamentado este episodio de violencia y ha resaltado el “absoluto rechazo” del Consistorio gaditano hacia el mismo. Y ha comunicado que la bandera arcoíris que fue izada el pasado viernes en la plaza de Sevilla continuará un día más, con un crespón negro, en señal de duelo por las víctimas de Orlando.