publicidad


 

El teniente de alcalde de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, Javier Bello, anuncia que El Puerto exime del pago de tasas e impuestos municipales del segundo trimestre del año a los vendedores ambulantes autorizados del mercadillo de los martes.

Bello señala que se suma esta iniciativa a otras medidas fiscales adoptadas por el equipo de Gobierno por la crisis sanitaria y económica provocada por el COVID-19.

Por tanto, los vendedores ambulantes estarán exentos del pago de las liquidaciones del segundo trimestre, teniendo en cuenta que no pudieron ejercer su actividad durante esos meses al haberse acordado la suspensión del mercadillo desde el 13 de marzo, coincidiendo con la paralización de cualquier actividad que no fuera esencial dentro del Decreto del Estado de Alarma, en el que se especificaba que el comercio ambulante tenía prohibida su actividad, provocando pérdidas económicas muy importantes.

Javier Bello señala que el equipo de Gobierno de Germán Beardo vuelve a demostrar una vez más su apuesta firme por ayudar a nuestro tejido empresarial y comercial a su recuperación económica, para que todos juntos podamos salir de esta crisis con el menor daño posible y contribuyamos a paliar las pérdidas económicas causadas por el cese de la actividad durante muchas semanas.