La Oficina de Intermediación sobre Desahucios comienza a visualizar, a tan solo un  mes de su puesta en funcionamiento, la necesidad de este recurso municipal y gratuito puesto en marcha por el equipo de gobierno local y gestionado con la colaboración de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de El Puerto. Y es que en tan solo treinta días la Oficina de Intermediación ha logrado paralizar tres desahucios urgentes en los que “la negociación con el banco ha sido imprescindible, también la labor de la PAH en la toma de conciencia de esta situación de emergencia social”, según ha destacado el teniente de alcalde delegado de Bienestar Social y Vivienda José Antonio Oliva.

El responsable municipal ha informado que en total han sido atendidas treinta familias. Todas ellas con situaciones similares, como la imposibilidad económica para hacer frente al pago de las cuotas de hipoteca o alquiler.


De los tres desahucios paralizados uno de ellos era por ejecución hipotecaria y los otros dos correspondían a cuotas de alquiler. En el primero de ellos la Oficina de Intermediación y la PAH negociaron directamente con la entidad financiera BBVA para paralizarlo de forma urgente. Se consiguió una prórroga inicial para el desalojo, y posteriormente se ha logrado abrir la negociación para proporcionar un alquiler social.

Los otros dos casos estudiados correspondían a desahucios por impago de las cuotas de alquiler. En uno de ellos se llevó a cabo una mediación por parte de las trabajadoras de la Oficina con el propietario para conseguir llegar a un acuerdo entre las partes y evitar el desalojo. En este caso la concejalía de Bienestar Social y Vivienda gestionó de forma urgente una ayuda económica de emergencia social.

Por último desde la OID informan que el tercer caso ha resultado ser el más complejo ya que se trataba de un desahucio de alquiler que venía derivado de una ejecución hipotecaria al propietario de la vivienda. De este modo, la persona inquilina se vio afectada directamente con orden de desalojo. “Aquí se negoció directamente con la entidad financiera BBVA para conseguir paralizar el desalojo y acordar la permanencia de la persona en la vivienda a través de un alquiler social ajustado a sus circunstancias económicas”.

José Romero de la Torre, presidente de la PAH, ha anunciado que en estos momentos se están negociando varios alquileres sociales para dar una salida estable a estos casos, ya que el objetivo de la Oficina es “conseguir sensibilizar y hacer entender la necesidad de cesión de viviendas vacías por parte de las entidades bancarias garantizando así la función social de la vivienda”.

Cabe recordar que el pasado lunes 19 de octubre se ponía en marcha una iniciativa pionera en nuestra ciudad y recogida en el pacto programa de gobierno transformador y social, la Oficina de Intermediación sobre Desahucios. Una medida hecha realidad gracias al acuerdo de colaboración con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Según informaron en su día José Antonio Oliva y José Romero de la Torre “se trataba de poner en funcionamiento un recurso gratuito destinado, por un lado, a informar, asesorar, apoyar y acompañar a personas y a familias que están en riesgo de perder su vivienda para poder actuar, por otro lado,  frente a las estrategias abusivas de las entidades financieras ante las cuales las familias siguen estando desprotegidas a día de hoy”.

El equipo de gobierno resalta que de esta manera se pretende garantizar la función social de la vivienda, facilitando una atención personalizada a las personas que lo demanden, proporcionándoles un apoyo crucial en la defensa de un derecho esencial.

Próximamente, la Oficina de Intermediación sobre Desahucios ofrecerá unas jornadas formativas que impartirá un experto en la materia con el fin de dar a conocer recursos, alternativas y vías de acción para las distintas problemáticas que la gente pueda encontrar.

Compartir con: