Redacción | San Fernando.- El Ayuntamiento de San Fernando deberá devolver una cantidad cercana a los 300.000 euros que recibió en el año 2012 de la Junta de Andalucía, en concepto de subvenciones para el desarrollo de acciones formativas dirigidas prioritariamente al Programa para personas desempleadas que el gobierno autonómico puso en marcha  a través de la convocatoria lanzada un año antes y que fue concedida mediante resolución del 28 de diciembre de 2011.

El concejal de Presidencia, Conrado Rodríguez, ha anunciado que el Instituto Municipal de Promoción de la Ciudad (IMPI) ha recibido el expediente de reintegro de 255.563,44 euros de un total de 340.563,25 euros que le fueron concedidos a modo de subvención para la realización de ocho cursos aprobados por el SAE. Rodríguez explica que estas acciones formativas no se llevaron a cabo en ningún momento por el anterior equipo de gobierno del Partido Popular, encabezado por José Loaiza, sin que mediara explicación alguna, “lo que provocó que 24 formadores y formadoras perdieran la posibilidad de tener un contrato de trabajo y 120 personas pudieran mejorar su cualificación profesional”, indica.

Se daba la circunstancia de que el plazo de ejecución marcado en la convocatoria para las acciones formativas estaba fijado necesariamente entre el 30 de diciembre de 2011 y el 30 de septiembre de 2012. Incluso con posterioridad a esta fecha, y según se detalla en el requerimiento recibido ahora por el gobierno local, el Ayuntamiento presentó una solicitud de ampliación de ejecución para todos los cursos con fecha 9 de enero de 2013, cuando la misma debería haberse presentado antes del 1 de octubre. Es decir, casi tres meses fuera del plazo concedido, por lo que el SAE no autorizó la ampliación del periodo de ejecución.

Según explica el concejal de Presidencia, la situación de inacción se prolongó  en el tiempo hasta que la administración convocante de los cursos formativos volvió a dirigirse al IMPI el 15 de mayo de 2015, concediéndole diez días de plazo para presentar los documentos y justificaciones de la subvención concedida, haciéndose saber que, transcurrido el plazo sin aportar la documentación, se declararía incumplido el proyecto objetivo de la subvención, lo que ha supuesto la reclamación de reintegro de la subvención concedida en su momento. Conrado Rodríguez lamenta además que el Ayuntamiento no solo se vea ahora obligado a devolver el 75% de la totalidad de la subvención concedida, ya que el reintegro lleva aparejado la exigencia de los intereses de demora de un 25%, según consta en el punto octavo de la resolución de la extinción de subvención, lo que supone un importante desembolso municipal de 294.000 euros.

Conrado Rodríguez afirma que “este es uno de los ejemplos, ya que desgraciadamente nos estamos encontrando más de iguales características, de la nula gestión del anterior gobierno municipal. El PP no fuera capaz de aprovechar la oportunidad que le dio la Junta de formar a isleños e isleñas a través de cursos en los que se trataban materias relacionadas directamente con yacimientos de empleo necesarios para el desarrollo económico de la ciudad, como la información y el desarrollo turístico, nuevas tecnologías en internet de administrador de servicios, páginas web e iniciación la red, equipos de inyección y motores, entre otras materias. Ahora tendremos que pagar las consecuencias económicas desde el Ayuntamiento, pero los isleños e isleñas la han pagado ya directamente al no poder contar con oportunidades para solventar el principal problema que preocupa a esta ciudad como es el desempleo”, finaliza el concejal de Presidencia.

Compartir con: