publicidad


Emsisa destina 80.000 euros para la aplicación del programa de rehabilitación de espacios comunes, así como aquellas otras obras o trabajos de mantenimiento de las instalaciones fijas y equipamientos propios de la comunidad de vecinos

El Ayuntamiento de Chiclana pone en marcha, por tercer año consecutivo, el programa para la rehabilitación de comunidades de vecinos, cuyas primeras convocatorias han contribuido en años anteriores a la rehabilitación de los bloques de viviendas de la barriada de Las Marismas, Pintor Federico Godoy, Plaza Mayor, avenida de La Libertad y Huerta del Retortillo. De esta forma, en esta ocasión se destinan a este programa 80.000 euros. 

“Con este programa se pretende favorecer la rehabilitación y mejora de los elementos comunes e instalaciones de los edificios residenciales de viviendas colectivas. Por ello, el ámbito de aplicación del programa alcanzará las obras de rehabilitación sobre elementos y espacios comunes, así como aquellas otras obras o trabajos de mantenimiento de las instalaciones fijas y equipamientos propios de la comunidad de vecinos”, ha indicado el delegado municipal de vivienda y vicepresidente de Emsisa, Joaquín Guerrero, quien ha aclarado que “las actuaciones de rehabilitación objeto de este programa están destinadas al mantenimiento y conservación del edificio de viviendas, es decir, cubiertas, fachadas, azoteas o medianeras. Se admitirán también obras de accesibilidad que permitan mejorar el acceso desde la vía pública al edificio, así como otros que salven pequeños obstáculos en planta baja”.

Asimismo, Joaquín Guerrero ha indicado que “es la tercera convocatoria que abrimos para que aquellas comunidades de propietarios que tengan a bien hacer una actuación de mejora de los edificios puedan acogerse a estas ayudas”. “Esperemos que podamos invertir los 80.000 euros previstos para esta convocatoria y se pueda beneficiar el mayor número de vecinos, que tendrán la posibilidad de actuar en las zonas comunes, es decir, escaleras, techos, fachadas, etcétera…”, ha incidido.

Los requisitos para que las comunidades de propietarios puedan acogerse a estas ayudas son que los edificios deben estar ubicados en el término municipal de Chiclana, no estar calificados urbanísticamente como fuera de ordenación o en situación de asimilado en régimen de fuera de ordenación, a efectos de la obtención de la licencia municipal de obras, su construcción debe haberse finalizado antes de 1995, contar con la licencia de obras municipal para la intervención y presentar unas condiciones de seguridad estructural y constructiva que garanticen la viabilidad de la intervención, salvo que las adquieran como resultado de las actuaciones. Además, al menos el 75 por ciento de su superficie construida sobre rasante debe tener uso residencial de vivienda, al menos el 75 por ciento de las viviendas del edificio han de estar ocupadas, y constituir el domicilio habitual y permanente de las unidades familiares que residen en ellas. Asimismo, el edificio habrá de contar con el Informe de Evaluación del Edificio o, al menos, deberá haber iniciado su tramitación a la fecha de presentación de la solicitud de la ayuda y no haber iniciado las obras con carácter previo a la solicitud de la ayuda.

Todos los vecinos de la comunidad tendrán que cumplir, a su vez, una serie de  requisitos, entre ellos, ser mayores de edad, ostentar la propiedad de la vivienda que ocupan, o ser arrendatarios de la misma con contrato de arrendamiento en vigor, estar empadronados en la vivienda que ocupan, no ostentar la propiedad ni derecho real sobre otra vivienda distinta a la que será objeto de rehabilitación y acreditar los ingresos de todos los miembros de la unidad familiar que están empadronados en la vivienda. Hay que aclarar que estas ayudas van directamente a los vecinos, por lo que la cuantía a subvencionar puede llegar hasta los 2.000 euros.