Redacción | Chiclana.- La delegada de Urbanismo del Ayuntamiento de Chiclana, Ana González, ha anunciado esta mañana el compromiso del Gobierno municipal en ejecutar una segunda fase de urbanización de la Carretera del Molino Viejo, una actuación que es fruto de las reuniones que la delegada ha mantenido con los vecinos y que pretende mitigar los problemas de falta de visibilidad y de seguridad que se venían advirtiendo en una zona de la ciudad y que ha crecido de manera muy importante en los últimos años.

Con este propósito, la delegada de Urbanismo ha explicado que al Pleno de este jueves “se presenta una modificación de crédito que permita la inversión prevista para esta segunda fase en suelos que son urbanos, un montante que ronda los 330.000 euros y que se destinará a completar el acerado que falta desde la rotonda del Atún hasta la prolongación de la calle Gran Duque”. Unos 800 metros cuadrados, que va a beneficiar a los residentes en Las Rapaces, Pinar del Edén, Laguna de La Rana y Camino del Molino Viejo.


La actuación en el acerado irá acompañada de la instalación de 21 farolas para dotar esta zona de alumbrado público, una cuestión también demandada por los vecinos, y la instalación de tuberías para la recogida de pluviales, además de la adecuación de parte de las zonas verdes. “También es importante en este proyecto por cuanto era otra demanda vecinal, la señalización horizontal en la carretera para crear una raqueta que, con una parada intermedia, haga más cómodo y menos peligroso el acceso de la carretera a los residenciales, especialmente por los vecinos de la zona de Molino Viejo”,ha indicado.

Ana González ha hecho hincapié en la necesidad de esta inversión, “no solo por los problemas de circulación  que vienen padeciendo los vecinos de la zona, sino como una mejora global del entramado urbano que  permitirá el cosido de la ciudad con un acerado que avanza hacia la playa y acorta la conexión con la rotonda de El Sotillo en una arteria muy importante del termino municipal y uno de los accesos principales a la playa y en un ámbito que está creciendo con nuevas inversiones económicas en el entorno de la Rana Verde”. “Además, se trata de una carretera que se pondrá aún más en carga con la entrada en funcionamiento del centro de salud, una vez desbloqueado y acordado con el SAS las mejoras a realizar para  su puesta en marcha en el transcurso de un año”, ha explicado.

Compartir con: