publicidad


Sólo tienen permitido el acceso los residentes con garaje en la zona, transportistas en horarios autorizados y conductores con permisos especiales   

El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la Delegación de Tráfico, ha colocado una señal de advertencia de cámara de control de tráfico en la plaza Fray Félix y otra en la plaza de San Francisco, ya que desde el pasado mes de septiembre están funcionando estas cámaras y se aplican sanciones a aquellos conductores que no cumplen con la señalización vertical de circulación prohibida, tal y como se recoge en la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. Sólo pueden circular por esos lugares residentes de la zona que tengan que acceder a sus garajes, transportistas en horarios autorizados o conductores con permisos especiales.

Cabe recordar que el proceso de sanción se inició tras la realización de una campaña informativa que comenzó el pasado mes de julio y se prolongó hasta mediados de septiembre sobre el paso restringido a la circulación en estas dos plazas del casco histórico y la colocación de las dos cámaras de control de tráfico.

El concejal de  Movilidad, Martín Vila, ha remarcado que esta medida no se puso en marcha con fines recaudatorios, sino “para garantizar que las zonas semipeatonales sean respetadas por los conductores de todo vehículo a motor”, ya que para el Ayuntamiento es “de especial importancia conseguir un satisfactorio reparto de espacios entre vehículos y personas, además de aumentar la seguridad vial”.