publicidad


Las actuaciones previstas se ejecutarán en los 14 portales existentes entre los dos bloques de viviendas, beneficiando a un total de 208 familias

El alcalde de Chiclana, José María Román, acompañado de la portavoz del Gobierno, Cándida Verdier, y de los delegados municipales de Vivienda y Participación Ciudadana, Joaquín Guerrero y Mª Ángeles Martínez respectivamente, así como de técnicos de Emsisa, han mantenido un encuentro con vecinos de la barriada de La Carabina para informar de las actuaciones que se ejecutarán en los dos bloques de dicha barriada y que supondrán la instalación de un total de 14 ascensores. Unas actuaciones que se enmarcan en la línea de actuación 9 de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado de Chiclana, dentro del Programa Operativo Plurirregional de España Feder 2014-2020, y que supondrán una inversión de 1.911.000 euros.

En este sentido, el regidor chiclanero ha explicado la iniciativa municipal, que consistirá en la instalación de un total de 14 ascensores, uno por cada portal de los dos bloques que componen esta popular barriada de Chiclana, que beneficiará a un total de 208 viviendas. “Se trata de una gran oportunidad para seguir mejorando esta barriada de Chiclana, en la que se continúa trabajando, con el objetivo de mejorar el bienestar de sus vecinos”, ha comentado José María Román, quien ha recalcado que “no se puede dejar pasar este tren que nos ha llegado gracias a los fondos europeos, por lo que vamos a trabajar para que esta barriada siga evolucionando y avanzando”.

Así pues, con el objetivo de dar respuesta a la necesidad de mejorar la accesibilidad en altura de las viviendas, el fin último de las obras se centra en la mejora de los servicios y calidad de vida de las familias inquilinas de estas viviendas sociales de propiedad municipal, muchas de ellas en riesgo de exclusión social. En este sentido, se va a dotar de aparatos elevadores a un conjunto de viviendas protegidas en régimen de alquiler, promovidas a mediados de los años 90, en dos fases diferencias, con un total de dos bloques, 14 portales y 208 viviendas, que se distribuyen en cinco alturas, además de locales comerciales y equipamientos en la planta baja. Además, teniendo en cuenta la tipología estructural de los edificios, con viviendas a distintos niveles, el ascensor que se instale debe tener doble embarque, así como el doble de paradas que niveles de plantas de altura.

De esta forma, se instalará un total de 14 ascensores homologados, uno por portal, con capacidad para 4-6 personas, 600 kilogramos de capacidad y una cabina de, como mínimo 1,4 metros cuadrados. Para ello, será necesaria la adecuación del forjado para la construcción de un foso, así como para la ejecución de un castillete de escapatoria en la cubierta; se adecuarán las escaleras para determinar el hueco del nuevo ascensor; se trasladará la centralización de contadores, para continuar con la instalación de estructura autoportante modulada, así como del ascensor de doble embarque y nueve paradas.

“Teniendo en cuenta los plazos en los que nos movemos para la ejecución de los distintos proyectos de la EDUSI, el objetivo es que en el segundo semestre de 2021 puedan comenzar las obras, que tendrán un plazo de ejecución de un año y medio aproximadamente, por lo que a principios de 2023 podrán comenzar a funcionar los ascensores”, ha indicado el alcalde, quien ha aclarado que “a 31 de diciembre de 2013 no solo deben estar ejecutados los proyectos de la EDUSI, sino que deben estar justificados, por lo que no hablamos de un proyecto a largo plazo, sino que es para ya”.

Finalmente, el regidor chiclanero ha explicado que “ahora comienza un proceso participativo, en el que debe informarse a todos los vecinos de la barriada, de cara a que estos aporten sus sugerencias y opiniones, cuestión que comenzará en las próximas semanas”. “No obstante, la primera impresión por parte de los representantes vecinales presentes en la reunión es muy positiva, ya que han acogido esta noticia con agrado, puesto que podrán disponer de estos ascensores sin inversión alguna y, además, con entre dos y cinco años de mantenimiento incluido por parte de la empresa que resulte adjudicataria de las obras”, ha manifestado José María Román, quien ha concluido añadiendo que “se trata de un gran avance para esta barriada de la zona de La Banda”.