publicidad


El Ayuntamiento de Sanlúcar, a través de la Unidad de Personal, ha trasladado a la Fiscalía de Cádiz por si existiese ilícito penal las la ausencia laboral de Manuel Moreno Martiñán, contratado como funcionario de empleo por el grupo municipal de IU, pero que no cumplía con el régimen de asistencia, horario y jornada de trabajo que le correspondía. A estos empleados eventuales se les aplica el régimen laboral de los funcionarios de carrera, según el artículo 12 del Estatuto Básico del Empleado Público.

El Ayuntamiento abrió un expediente disciplinario al citado trabajador, al que llamó a declarar, al igual que al portavoz del grupo municipal de IU, Rafael Terán, como responsable del mismo. Tras los informes de las unidades afectadas quedó acreditado que el funcionario de empleo no acudía a su puesto de trabajo en la oficina que tiene el grupo municipal de IU en el Palacio Municipal, no cumpliendo con el horario establecido para el personal administrativo de este Ayuntamiento.

También ha quedado acreditado que las instrucciones sobre asistencia y horario de trabajo las recibía directamente de Rafael Terán, que en su caso las delegaba en Cristián Sánchez, y que son los responsables, como autoridades o cargos a los que presta servicio el funcionario, del cumplimiento de las obligaciones de éste como funcionario público.

En consecuencia, se considera que el funcionario es responsable del incumplimiento laboral junto con el portavoz de IU, por ser quien le propuso y porque era el que le impartía las funciones.

Además de la posible responsabilidad penal, el Ayuntamiento reclama el resarcimiento de los daños a las arcas municipales con la devolución de los 61 706,35 euros que cobró el citado funcionario.