Redacción.- La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Cádiz ha aprobado requerir a la Junta de Andalucía que certifique con documentos oficiales que el edificio de Tiempo Libre presenta un estado de “ruina técnica”, tal y como afirmó a distintos medios de comunicación el delegado de la Junta de Andalucía en Cádiz, Fernando López Gil.

En el mes de noviembre los técnicos municipales solicitaron la entrada en el edificio ante los llamamientos al desalojo que la Junta hizo a los hosteleros y usuarios de los bajos del mismo. “Al obtener la callada por respuesta, y tras las distintas declaraciones en los medios de comunicación en los que López Gil incidía en que el edificio estaba en ruina técnica, nos vemos obligados a requerirle que certifique el estado del mismo”, ha indicado el alcalde de Cádiz, José María González.


Cabe recordar que el edificio de Tiempo Libre, competencia de la Junta de Andalucía, lleva cerrado desde finales de 2007, “provocando la pérdida de un equipamiento de turismo social que completaba la oferta turística de la ciudad, lo que conllevó la pérdida de puestos de trabajo que ésta generaba”. Por eso, el edil de Urbanismo se muestra “estupefacto” por el hecho de que López Gil “tenga el cinismo y la hipocresía suficiente como para decir en medios de comunicación que el Equipo de Gobierno está en contra de que lleguen inversiones a la ciudad”.

En este sentido, destaca que el Equipo de Gobierno “en ningún momento” ha puesto en duda o en entredicho el convenio firmado con la Junta de Andalucía, “y quien diga lo contrario sencillamente miente”.

Asimismo, resalta que los técnicos municipales están trabajando “sin pausa y con todas las garantías legales” en la modificación del PGOU necesaria para que el solar de Tiempo Libre tenga uso hotelero al cien por cien, y manifiesta que “no se ha dejado de trabajar en este trámite en ningún momento, y nos estamos afanando en culminar esta tarea con el máximo celo legal y las máximas garantías legales para que lo que aparentemente es un paso adelante no se convierta en dos atrás”.

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Martín Vila, asevera que “este Equipo de Gobierno comparte al cien por cien el convenio urbanístico firmado entre Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Cádiz, y en definitiva que la parcela del Tiempo Libre sea destinada al cien por cien a uso hotelero, pero queremos seguir planteando que la gestión pública de este equipamiento funcionaba y que sería la más adecuada. Aún así, la decisión última la tiene la Junta de Andalucía y su delegado en Cádiz es el que se niega a cualquier debate sobre este aspecto”, apunta.

En cualquier caso, el concejal de Urbanismo explica que “la decisión sobre lo que debe ir en Tiempo Libre es de la Junta de Andalucía, lo ha sido durante los más de 8 años que ha permanecido sin actividad el inmueble y aquella zona, y lo sigue siendo ahora, porque la Junta es la titular del solar”.

En esta línea, pide a la Junta que “deje de mirar para los lados para intentar echarle la culpa a otras administraciones; que asuma su responsabilidad, que Tiempo Libre ha sido y es su responsabilidad.  La misma administración que ha tenido aquello años y años cerrado a cal y canto es la que tiene que decidir ahora qué quiere hacer allí, y en eso nosotros no nos vamos a meter”.

Compartir con: