publicidad


Las actuaciones incluyen podas de riesgo y de mantenimiento además de un plan paralelo  de plantación de nuevas especies en alcorques y zonas verdes 

Tras el parón provocado por la crisis sanitaria del Covid-19 el Ayuntamiento retomará, a través de la empresa Grupo Energético de Puerto Real (GEN), el Plan extraordinario de podas que el año pasado permitió realizar más de 2.000 actuaciones correctores y que contempla alrededor de 4.000 para este año, gracias al refuerzo de personal y a los Planes de Empleo de Diputación. 

publicidad


El teniente de alcaldesa delegado de Medio Ambiente, Carlos Salguero, ha explicado que se ha realizado por parte de técnicos municipales una inspección del arbolado en base a la cual se dispone de una información actualizada del estado de los mismos que permitirá al Ayuntamiento  intervenir en aquellos que entrañan riesgo para viandantes y vehículos como algunos ejemplares de gran porte, localizados en diferentes zonas del municipio que están secos y que suponen un peligro. 

La reactivación de este Plan de poda permitirá por tanto continuar las actuaciones iniciadas meses antes de la pandemia con el objetivo de completar de aquí a principios de año las actuaciones previstas. Carlos Salguero ha querido resaltar que “gracias a la puesta en marcha de este Plan, se han reducido a la mitad los avisos de la ciudadanía pasando de más de 1.000 hace un año a menos de 500 en la actualidad”.

Además de las denominadas “podas de riesgo” el Plan incluye podas de mantenimiento. Referente a éstas desde GEN se está trabajando en reforzar las labores preventivas y mejorar el mantenimiento y limpieza del arbolado, ya que esto permitirá reducir los avisos y las actuaciones urgentes. Carlos Salguero ha explicado que las actuaciones de poda van acompañadas de un plan paralelo de plantación de nuevos árboles en alcorques vacíos y zonas verdes.

Para finalizar, el responsable municipal de Medio Ambiente ha adelantado que “está en proceso de elaboración un borrador de un Plan director del arbolado y zonas verdes con el fin de proponer las directrices deseables en esta materia, pretendiendo tener una herramienta básica para la correcta gestión de las zonas verdes en la línea de los objetivos de desarrollo sostenible y la agenda 2030”.