publicidad


El gobierno municipal ha retrasado el cobro de los recibos del mes de abril para que los arrendatarios puedan notificar su situación a Esisa, dará facilidades de pagos, no iniciará ningún procedimiento de ejecución por impago y trabaja ya para abrir una línea de ayudas para aquellos que se vean muy perjudicados en estas difíciles circunstancias

Hace unas horas que se ha dado a conocer las nuevas medidas implantadas por el Ayuntamiento de San Fernando para hacer frente a las graves consecuencias para las familias y la economía de las restricciones impuestas para tratar de prevenir y contener el posible contagio del coronavirus Covid-19.

En concreto, las medidas que se van a tomar para facilitar la situación de las personas que se estén viendo perjudicadas por esta situación y que sean arrendatarios de viviendas municipales, y que podrán ir desde el aplazamiento del pago y la paralización de los desahucios, a facilidades para el abono posterior de las cuotas o una subvención que vendrá a apoyar a las familias que resulten más afectadas por esta crisis. Al mismo tiempo, el gobierno municipal estudia también establecer medidas para el resto de los alquileres privados dentro de las actuaciones sociales en las que trabaja el Ayuntamiento para paliar las consecuencias de estas difíciles circunstancias y apoyar a familias que estén en grave situación económica y de vulnerabilidad.

Ya se ha dado la orden de retrasar el envío de los recibos del mes de abril para dar tiempo a los arrendatarios a que contacten por vías telemáticas con la Empresa de Suelo Isleña, S.A. (Esisa) para informar de su situación y de si quieren que por el momento se les aplace el cobro de los recibos. El contacto con la empresa Esisa se puede realizar a través del email correo@esisa.es y del teléfono 956945000, y el plazo para estas notificaciones finaliza el próximo día 3 de abril.

Por el mismo motivo, el Ayuntamiento ha dado ya las indicaciones para que en las actuales circunstancias no se inicie ningún procedimiento ejecución por impago de recibos.

Una vez que se decrete el final de las restricciones y del periodo de estado de alarma, se pueden producir dos situaciones. Por un lado, se podrá establecer un acuerdo de pago en diversos plazos de los recibos aplazados durante la crisis. 

Por otro, los que se hayan visto muy afectados en su situación económica podrán acceder a la línea de subvenciones en la que el gobierno municipal ya está trabajando. Estas ayudas permitirán subvencionar, en base a unos criterios que se están analizando actualmente y en los casos justificados, el pago a los que resulten más afectados por las circunstancias derivadas de las restricciones aplicadas para poder frenar la epidemia. 

Desde el Consistorio también se va a inyectar liquidez a Esisa para que pueda seguir prestando los mismos servicios que hasta ahora y los que se vayan generando con la evolución de la crisis, a pesar de la disminución de ingresos por el aplazamiento del cobro de los alquileres de las viviendas municipales.

RECOMENDACIONES PARA EL COBRO DE LAS PENSIONES

El Ayuntamiento también quiere hacerse eco hoy de las recomendaciones que han llegado desde las distintas entidades bancarias de la ciudad de cara al cobro de las pensiones por parte de la población de personas mayores de San Fernando.

En este sentido, desde el Ayuntamiento se hace un llamamiento a favor de que las personas mayores intenten, en la medida de lo posible, no acudir a las sedes de su banco físicamente a cobrar las pensiones en mano, y que les pidan a familiares que lo hagan por ellos para evitar riesgos innecesarios frente al contagio del coronavirus.

Desde las entidades bancarias recuerdan que ya han empezado a llamar telefónicamente a sus clientes para decirles que el dinero ya está en sus cuentas y transmitirles un mensaje de calma y tranquilidad, y también informan de que el cobro de la pensión a través de los cajeros y por vía telemática va a estar disponible durante más días de lo habitual.

Del mismo modo, han recordado que el Gobierno de España ha adelantado el pago de las pensiones -que suelen cobrarse el día 25- y algunas entidades ya han adelantado el cobro unos días para que puedan acudir los familiares de manera escalonada y evitando en todo momento las aglomeraciones.

Desde el Ayuntamiento se recomienda a los y las pensionistas que, ante cualquier duda, antes de acudir en persona a la sucursal llamen a sus bancos para informarse.

El Ayuntamiento ha recordado que precisamente la población de personas mayores es la de mayor riesgo frente al coronavirus Covid-19, por lo que los y las pensionistas deben tomar las máximas precauciones.