contenedores soterradosEl alcalde de Chiclana, Ernesto Marín, acompañado del delegado municipal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Chiclana, Nicolás Aragón, ha presentado hoy en una rueda de prensa la primera fase de ampliación de los contenedores soterrados que en la actualidad ya existen en la ciudad.

Con esta primera actuación de ampliación se instalarán otros cinco contenedores, que se suman a los diez ya existentes. Además, se prevén fases de ampliación futuras por todo el centro histórico de Chiclana de otros 55 elementos hasta completar un total de 70.

Estos nuevos cinco contenedores suponen una inversión de 72.500 euros, presupuesto que incluye la adquisición de los ejemplares, la redacción del proyecto de instalación, la ejecución de la obra de colocación y la redacción del proyecto arqueológico. Se situarán en la calle Hormaza, calle Jesús Nazareno, Plaza Paquiro y dos en la calle Arroyuelo. Se suman así a los ya existentes en la Alameda del Río, calle La Fuente, calle Larga, calle La Plaza, Plaza Jesús Nazareno, calle Mendaro, calle Corredera Baja y a los tres que están situados en la calle Ayala.

Esta misma semana se adjudicarán las obras de construcción de los nuevos contenedores y a partir de ahí se redactarán los proyectos anteriormente mencionados, de manera que a finales de este mes comenzarán las intervenciones, las cuales tienen un plazo de ejecución de cinco semanas.

Al respecto, Ernesto Marín ha afirmado que “este es un paso más en la continua modernización de los servicios básicos que hemos estado aplicando a Chiclana desde hace cuatro años”. En la misma línea, ha recalcado que “sobre la recogida de residuos urbanos y gestión integral de los mismos hemos puesto en marcha importantes medidas de modernización, como el soterramiento de los contenedores cuya ampliación anunciamos hoy”.

De la misma manera, el alcalde de Chiclana ha hecho hincapié en que “no solo estamos ofreciendo un mejor servicio en cuanto a la recogida de residuos, sino que también estamos aplicando fórmulas de reducción de costes, dado que los nuevos contenedores soterrados tienen un capacidad de hasta 5.000 litros y permite, por tanto, albergar más deposiciones entre las recogidas”.

“Esto se une al continuo mantenimiento y limpieza de las calles, a la mejora del asfaltado y a la renovación del acerado, dado que estamos aplicando a Chiclana medidas integrales de mejora del viario público”, ha recalcado.

Por su parte, Nicolás Aragón ha reseñado que “esta ampliación se encuentra encuadrada en un plan integral de mejora del servicio de recogida de basuras y también mejora estética, que contiene numerosas medidas concretas que se han ido aplicando y que incluye la construcción de los contenedores soterrados”.

En este sentido, el edil de Medio Ambiente ha señalado que “Chiclana es ya una ciudad moderna y de envergadura, que tiene casi 85.000 habitantes y que debe mantener unos cánones de pulcritud y estética turística incompatibles con el antiguo sistema de bolseo puerta a puerta o incluso con los contenedores de basura tradicionales, los cuales deben ir siendo eliminados de manera progresiva”.

Por ello, Nicolás Aragón ha defendido que “los contenedores soterrados dan una imagen diferente, moderna, aséptica e higiénica, lo que nos proporciona además una garantía de salubridad porque el soterramiento se produce a profundidad que garantiza que jamás se sobrepase de los 24ºC, lo que minimiza la presencia de malos olores”. Además, el delegado de Medio Ambiente ha anunciado que “nuestra previsión es ir ampliando las zonas con contenedores soterrados, de manera que esta modernización llegue a las barriadas, aunque aún es necesario seguir trabajando en este objetivo”.