El centro de salud de Casines en Puerto Real ha acogido un taller sobre menopausia con el objetivo de responder a las dudas e inquietudes de mujeres sobre los cambios que su cuerpo está experimentando, para así vivirlos con mayor normalidad y, si es posible, para poner en práctica remedios que les ayuden a minimizar los cambios.


La responsable de este taller, la coordinadora de Cuidados de la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Casines, María Elisa Terol, explica que las mujeres, “cada vez con mayor frecuencia, dejan de aceptar los cambios climatéricos con resignación y aprovechan el contacto con la matrona en la consulta de citologías para exponer sus dudas e inquietudes”.

Terol asevera que en “Andalucía la media de vida para la mujer es de 81 años, y teniendo en cuenta que el número de mujeres entre 45-64 años se aproxima a 800.000, nos encontramos ante un colectivo suficientemente importante como para ser tenido en cuenta en lo que se refiere a la demanda de necesidades”.

Así surge este taller que se ha desarrollado desde el 15 de enero al pasado 5 de febrero a lo largo de cuatro sesiones en las que han participado 15 mujeres de todo el municipio.

En el primer encuentro se exponen los cambios más frecuentes que el cuerpo de la mujer puede experimentar a la vez que se hace una puesta en común de las diferentes vivencias individuales. En esta misma sesión se educa en la prevención y detección precoz de cáncer ginecológico: cérvix, mama y de endometrio. Asimismo, se enseñan las pautas normales de cribado y se entrega material acerca de la autoexploración mamaria.

En la segunda sesión se enseña a localizar y conocer la función del suelo pélvico y se explica los tipos de incontinencia urinaria; se imparten diferentes estrategias para prevenir y tratar la incontinencia urinaria y se enseñan de manera práctica los ejercicios de Kegel y el uso de las esferas de silicona. La tercera cita se centra en una correcta dieta mediterránea saludable y se hace hincapié en la necesidad de practicar actividad física adecuada a los cambios corporales. Ambas tareas, dieta y ejercicio, son fundamentales para la prevención de enfermedades crónicas como son la diabetes e hipertensión arterial.

Por último, el taller vuelve a tratar de manera práctica el suelo pélvico y expone los cambios psicológicos y emocionales de esta nueva etapa de la vida; se enseña la comunicación asertiva y el manejo de las diferentes emociones y los cambios a nivel sexual y el acercamiento a la pareja en esta etapa.

Esta iniciativa ha sido evaluada de manera muy positiva, por las participantes, que han comentando la necesidad de realizar este tipo de actividades grupales de educación para salud de manera más continuada, por lo que, actualmente se está formando nuevo grupo para la repetición del taller.

Compartir con: