publicidad


El Consejo de Administración de Onda Cádiz eligió en la tarde de ayer a la concejala de Ciudadanos, María Fernández-Trujillo, presidenta de la entidad y al edil de Hacienda, David Navarro, como consejero delegado. Se da un paso más, de este modo, en el impulso que el Equipo de Gobierno pretende dar a la pluralidad y la presencia del resto de grupos en todos los órganos municipales.

Así, según el consejero delegado de Onda Cádiz, “se abre una nueva etapa en Onda Cádiz en la que el servicio público y la pluralidad serán las señas de identidad de la televisión local”. “Queremos que Onda Cádiz sea el balcón en el que los gaditanos y las gaditanas puedan ver su ciudad y también desde el cual se asomen a mostrar sus inquietudes”, añade Navarro.

De esta forma, Onda Cádiz “ofrecerá un servicio público sin colores ni siglas, cambiando el concepto de televisión municipal en Cádiz para que pase a ser una emisora local, aséptica, informativa y de servicio público”, en palabras de su consejero delegado. Así, se apostará por nuevos espacios para la promoción de la cultura o la programación infantil.

Por su parte, la presidenta de Onda Cádiz insiste en el proyecto de que sea “una televisión plural y que no esté al servicio de ningún partido, por lo que vemos bien también este reparto de cargos entre los partidos”.

De igual manera, el Consejo de Administración nombró como director a Joaquín Castro, que ya trabajaba en la cadena.