Redacción | San Fernando.- El domingo de Corpus Christi en la isla ha lucido de una manera especial y brillando con luz propia no solo por el sol que acompañaba desde primeras horas del día junto a las buenas temperaturas, sino por los numerosos fieles que registraba la procesión en esta edición.

La Hermandad de San José, la Virgen del Carmen y el Cuerpo de Cristo, recorrieron las céntricas calles de la localidad, en un cortejo procesional que se prolongó poco más de dos horas.


Fieles a su cita,  a las 19:00 horas se abrían las puertas de la Iglesia Mayor, para dar paso a los primeros componentes del cortejo.  Más de 200 niños y niñas que este año han tomado su primera Comunión, ataviados con sus respectivos trajes, formaron parte de esta emblemática procesión. De igual manera, las juntas de gobiernos de las distintas Hermandades de Pasión y Glorias de la ciudad, formaron parte de la comitiva, que un año más decidieron acompañar al Santísimo. Tras ellos, el Santo Patrón de la Isla, que  adornado con muy buen gusto con rosas rojas fue portado con la elegancia que se le caracteriza.

Así las cosas, la comitiva fue desplegándose por el borde de la plaza de la Iglesia, para entrar en la calle Rosario y doblar hacia García de la Herrán, para encarar un recorrido corto, tomando así la calle Las Cortes, General Serrano, Antonio López y San Diego de Alcalá, para asomar de nuevo por Real y  entrar en el templo. Un recorrido diferente, y más corto al habitual que propició que la salida del último paso, se encontrara casi con la recogida del primero que aguardaba en calle Real, unos cien metros atrás de donde salió.

Así las cosas y tras San José, la patrona de la isla, la Virgen del Carmen,  lució como solo ella sabe hacerlo. Elegancia y dulcera, recorrían las calles de un San Fernando volcado con la festividad y engalanado para la ocasión. En su recorrido, diferentes altares y alfombras de sal, engrandecían la festividad para demostrar la devoción existente en este tipo de festividad.

Siendo casi las 20:00 horas del domingo, llegó el momento de que el Santísimo pisara la Isla, bajo la atenta mirada de los allí presentes. El mismo fue acompañado por el Obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza, el arcipreste de la ciudad, Alfonzo Gutiérrez Estudillo y tras él, la corporación municipal casi al completo, ya que hubo formaciones políticas que por su ideología no acudieron al evento religioso como era de esperar.

Para engrandecer aún más si cabe el cortejo, se contó con la participación de la escolanía que con cantos religiosos, puso el punto solemne al desfile procesional, sin olvidar el toque musical que corrió a cargo de la Banda de Infantería de Marina de San Fernando.

Como no podía ser de otra manera, la presencia militar fue bastante importante, ya que fueron numerosos los militares que acompañaron esta salida procesional. Junto a ellos también otros cuerpos de seguridad como fueron Policía Nacional, Local y Guardia Civil.

Así las cosas, militares de Infantería en San Fernando desfilaron tras la custodia poniendo el broche de oro a una jornada esplendida en todas sus vertientes, dejando a los ciudadanos con ganas de más a consecuencia de su corto recorrido.

Compartir con: