publicidad


El delegado Territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Cádiz, Miguel Andréu, se ha reunido con representantes de las Federaciones Locales de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (FLAMPA) de las localidades gaditanas de San Fernando y Jerez, así como de Cádiz capital, para tratar entre otros asuntos, la escolarización en dichos municipios.

En concreto, Andréu ha trasladado la intención de la Consejería de Educación y Deporte de habilitar las unidades necesarias en los colegios públicos, en el caso de que la demanda fuera suficiente. Responde así a la incertidumbre trasladada por las federaciones, indicando que “debido a la baja natalidad de este año con respecto al anterior, 6.000 niños menos, se han cerrado algunas unidades en la educación pública, pero el reparto que se ha realizado desde Planificación es solo provisional”.

El delegado de Educación ha explicado además que “una vez que acaba el período de escolarización en abril, se decide en función de las solicitudes que hayan tenido los centros, si alguno recupera una línea y si la pierde otro; o incluso si la recupera un centro, sin que ningún otro pierda”.

De esta manera, Miguel Andréu ha informado de que la última palabra la tienen los padres, en función de qué centro elijan para sus hijos. “Pueden ser diferentes casuísticas las que modifiquen la previsión: como por ejemplo, el traslado o movimiento de muchos padres de un barrio a otro, porque se construya una barriada nueva, y esto lleve a que se demanden más unidades en otro centro al que de forma le habían concedido menos y, en cambio, le afecte esta nueva situación a otro centro que contaba inicialmente con más líneas”, ha declarado. Para la Delegación Territorial es primordial la colaboración con las distintas Federaciones Locales de AMPAS.