Redacción | Provincia.- El delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, ha expresado hoy en el marco de la reunión del Foro Provincial de la Inmigración de Cádiz las críticas del Gobierno andaluz por la falta de respuesta del Gobierno central ante “la mayor crisis humanitaria que está afrontando Europa desde la Segunda Guerra Mundial, con millones de desplazados”. López Gil ha presidido esta reunión en la que también ha estado presente el director general de Coordinación de Políticas Migratorias, Luis Vargas, y el ejecutivo de la Junta en Cádiz al completo.

“España ha acogido a día de hoy a menos de 20 de esos refugiados que siguen llegando por miles, mientras muchos mueren en el intento. Y Europa parece haber renunciado a los principios humanísticos que la orientaban con el acuerdo firmado con Turquía”, ha señalado el delegado en un Foro que tiene como objetivo establecer un cauce de participación y debate de todos los agentes sociales implicados en el fenómeno de la inmigración para promover la integración social de las personas inmigrantes en el ámbito de la provincia.


El Foro Provincial de la Inmigración de Cádiz cuenta con la participación de una veintena de miembros representantes de diferentes administraciones públicas, de organizaciones sindicales, de organizaciones empresariales, y entidades sin ánimo de lucro que trabajan en el campo de la inmigración y la interculturalidad.

Entre sus principales funciones se encuentran las de mejorar la gestión de la diversidad, facilitar el diálogo y la comunicación entre la población inmigrante y la sociedad de acogida; formular propuestas y recomendaciones para promover desde las administraciones la integración social y conocer los programas y actividades que llevan a cabo los organismos públicos en esta materia.

En este marco, López Gil ha trasladado a los integrantes del Foro que más de diez comunidades autónomas, entre ellas Andalucía, han acordado un posicionamiento común, tanto por parte de los consejeros con competencia en Interior como los de Igualdad, con peticiones a las instituciones europeas, a los gobiernos de los Estados miembros, al Gobierno de España y al Congreso de los Diputados.

“Todos los requerimientos”, ha subrayado, “con el objetivo común de construir efectivamente un espacio de asilo y refugio para las personas perseguidas, de la misma forma que lo son en otras democracias consolidadas”.

La Junta de Andalucía constituyó, en septiembre de 2015, la Mesa Técnica de Coordinación para la Acogida en Andalucía del Contingente de personas refugiadas, aunque “nuestro margen de actuación se ve limitado por la parálisis del Gobierno central y los cambios en la política europea”, ha añadido el delegado del Gobierno.

En definitiva, López Gil ha querido recalcar que “Andalucía ni se queda, ni se ha quedado al margen respecto a la situación de los refugiados sirios y está aquí para abordar con valentía y de frente esta crisis humanitaria. Estamos viviendo la mayor crisis humanitaria del siglo y es necesario reaccionar y actuar”. Por este motivo, “hacemos un llamamiento al Gobierno de España y al resto de los gobiernos europeos a que se dé una respuesta que debe ser política, social y económica y también una respuesta cultural, integradora y abierta”.

III Plan Integral para la Inmigración en Andalucía

Por su parte, el director general de Coordinación de Políticas Migratorias ha explicado hoy que desde la Junta de Andalucía “seguimos trabajando en la integración de los inmigrantes en la comunidad autónoma a través del III Plan Integral para la Inmigración en Andalucía con medidas educativas, de integración laboral y de sensibilización”. Vargas ha hecho un balance de actuaciones positivo “pese a los recortes económicos del Gobierno central que, entre otros, eliminó de los PGE el Fondo de Acogida e Integración de Inmigrantes, FAIREA”.

En la reunión de hoy Vargas ha recordado que el esfuerzo del Gobierno andaluz para facilitar la integración de los migrantes se ha materializado en el III Plan Integral para la Inmigración cuyo objetivo básico es asegurar el acceso de la población inmigrante a los servicios básicos.

Para ello, la nueva estrategia, coordinada por la Consejería de Justicia e Interior y en la que participan todos los departamentos del Gobierno andaluz, establece un total de 172 medidas agrupadas en más de una decena de áreas: socioeducativa; sociolaboral; sociosanitaria; inclusión y bienestar social; equipamiento, vivienda y alojamiento; cultura, ocio y participación; atención jurídica; formación; investigación; sensibilización social y cooperación internacional.

Subvenciones para 2016

En la reunión del Foro también se ha expuesto que las entidades que trabajan en el campo de la inmigración y la interculturalidad en Cádiz recibirán este año un total de 60.000 euros de la Junta para que puedan llevar a cabo sus programas de atención e integración de la población inmigrante en esta provincia.

La Consejería de Justicia e Interior ha aprobado la resolución por la que convoca las subvenciones de 2016 en materia de políticas migratorias a entidades privadas sin ánimo de lucro, que, además de la cantidad asignada a los proyectos de ámbito provincial, contempla 496.043 euros para programas de ámbito regional que fomenten la integración de la población extranjera en nuestra comunidad.

El objeto de la subvención es financiar programas destinados al arraigo, la inserción y la promoción social de la población inmigrante, a fin de favorecer su integración laboral, económica y cultural en el ámbito de las competencias de la Consejería de Justicia e Interior dirigidas a entidades privadas sin ánimo de lucro.

El plazo para la solicitud de estas subvenciones termina el próximo 18 de abril, 15 días hábiles después de haber sido publicada en el Boletín Oficial de la Junta (BOJA), y pueden cumplimentarse a través de internet, en la página  http://juntadeandalucia.es/organismos/justiciaeinterior/servicios.

La Consejería de Justicia e Interior trabaja en el ámbito de sus competencias por la integración de la población inmigrante en Andalucía mediante el fomento de la convivencia, del respeto a la diversidad y de las relaciones interculturales. Por ello, el apoyo al movimiento asociativo resulta esencial para contar con un tejido conformado para la interlocución y el conocimiento de la realidad migratoria en nuestra comunidad.

 

Compartir con: