El Día de la Banderita se celebrará el 1 de octubre, Día Internacional de las Personas de Edad, en las ocho provincias de Andalucía.

publicidad


El Día de la Banderita de Cruz Roja Española se celebrará el próximo 1 de octubre en la provincia de Cádiz con un propósito: evitar la soledad de las personas mayores de 65 años. De este modo, el voluntariado de la Institución humanitaria estará en las calles en 14 localidades, recogiendo donaciones que irán destinadas a los proyectos de atención a este colectivo.

El Día de la Banderita, que coincide con la celebración del Día Internacional de las Personas Mayores, será una oportunidad de contribuir a prevenir situaciones prematuras de dependencia. El dinero recaudado se destinará a reforzar actividades de envejecimiento activo y para mejorar la movilidad de personas con problemas.

Cruz Roja Española atendió el pasado año a más de 3.700 personas que superan los 65 años, y que participan en su programa de Atención a Personas Mayores en la provincia de Cádiz. Este proyecto se desarrolla con el apoyo de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, con fondos procedentes de la casilla de Actividades de Interés Social de la declaración de la renta.

Estas personas encuentran en el voluntariado de Cruz Roja Española un apoyo para su día a día. De este modo, los voluntarios y voluntarias les ofrecencompañía tanto dentro como fuera de casa, les ayudan si tienen problemas de movilidad, y hacen seguimiento de su estado de salud, ofreciéndoles información útil a través de llamadas telefónicas. Cruz Roja Española también fomenta la participación de las personas mayores con talleres y actividades en grupo, que ayudan a que refuercen sus relaciones con personas de su entorno. En definitiva, el objetivo es que las personas mayores vivan una vida saludable, activa, que evite el aislamiento social.

Con el Día de la Banderita, Cruz Roja Española también quiere concienciar a toda la sociedad sobre el importante papel que las personas mayores tienen en ella, y sobre las situaciones de discriminación que sufren simplemente en función de su edad: el ‘edadismo’, como se denomina a esta discriminación, se refleja en muchos comportamientos, como la infantilización de las personas mayores, el no tomar en cuenta sus decisiones o en asignarles una serie de prejuicios. Con este tipo de comportamiento contribuimos a su aislamiento social y supone también una forma de maltrato.

En ediciones anteriores del Día de la Banderita, Cruz Roja Española dedicó las donaciones a mejorar proyectos de atención a la Infancia, a las personas refugiadas y a personas afectadas por la crisis económica. Al igual que entonces, Cruz Roja Española saldrá a las calles, con más de 85 puntos de donaciones, en 14 ciudades de la provincia, en las que también se ofrecerá información de la Organización y actividades que animen a la participación: talleres de yoga para mayores, juegos o un flash mob en San Fernando, entre otras sorpresas.

 “Como cada año, queremos que el Día de la Banderita sea una jornada solidaria, pero sobre todo en la que todo el mundo participe, y puedan conocer de primera mano todas las actividades que realizamos, tanto con las personas mayores como con otras personas que tienen vulnerabilidades”, explica Rosario García Palacios, Presidenta Provincial de Cruz Roja Española en Cádiz.