Costa Cádiz Comunicación

El Distrito Bahía de Cádiz-La Janda y la Asociación de Daño Cerebral Adquirido firman un acuerdo de colaboración en materia de voluntariado

El Distrito Bahía de Cádiz-La Janda y la Asociación de Daño Cerebral Adquirido firman un acuerdo de colaboración en materia de voluntariado
20 septiembre
13:08 2016

Redacción | Provincia.- El Distrito de Atención Primaria Bahía de Cádiz-La Janda y la Asociación de Familiares y Pacientes con Daño Cerebral Adquirido de la provincia de Cádiz (ADACCA) han firmado un acuerdo de colaboración en materia de voluntariado destinado a la mejora de la atención de personas con este tipo de lesiones y sus familias.

PUBLICIDAD

El daño cerebral adquirido es la consecuencia de una lesión, normalmente súbita, en el cerebro que produce un menoscabo en la salud y en la calidad de vida de las personas afectadas, sus familias y allegados. Sus principales causas son los traumatismos craneoencefálicos, los tumores cerebrales, las anoxias cerebrales (falta de oxígeno) o las lesiones infecciosas. Cada año más de 100.000 personas ingresan en el hospital por alguna de estas causas, y muchas de ellas, en menor o mayor grado, viven su vida con alguna discapacidad física, sensorial, cognitivo, emocional y conductual.

En ese sentido, el convenio contempla que los voluntarios de la asociación realicen actuaciones en las personas con daño cerebral adquirido y sus familiares que así lo soliciten, sobre asesoramiento, apoyo y acompañamiento. Además, informarán sobre recursos específicos a estos pacientes y cuidadores, así como de los servicios propios de la asociación. Ambas partes se comprometen igualmente a realizar actividades dirigidas a campañas informativas y de sensibilización dirigidas a la ciudadanía y a los y las profesionales sanitarios.

Todas estas actuaciones se llevarán a cabo en coordinación con el Servicio de Atención a la Ciudadanía del Distrito gaditano, que contará para ello con la labor de las las enfermeras gestoras de casos.

El director del Distrito Bahía de Cádiz-La Janda, Miguel Ballesta ha querido resaltar que este convenio es “una gran oportunidad para la mejora de la coordinación entre la ciudadanía y los profesionales”. Por su parte, la presidenta de ADACCA, Ana Pérez Vargas, ha destacado que este acuerdo va a favorecer “la mayor implicación de la sociedad de las personas voluntarias proporcionado este convenio seguridad jurídica así como el reconocimiento de la administración sanitaria”.

La Asociación de Familiares del Paciente con Daño Cerebral Adquirido de la provincia de Cádiz (ADACCA), se constituyó en el año 2000 con el objetivo de ayudar a las personas que sufren una lesión cerebral sobrevenida y a sus familias, así como concienciar a la sociedad y a la administración sobre la necesidad de establecer una infraestructura adecuada en consonancia a la magnitud del problema. Así, cuenta con una Unidad de Estancia Diurna donde ofrecer asistencia integral, intensiva y personalizada al usuario con este tipo de patología y a sus familiares. El equipo de ADACCA lo completan las familias, pacientes, socios y voluntarios.

Plan de Atención al Ictus

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía cuenta con un Plan de Atención al Ictus o Ataque Cerebral Agudo que busca favorecer la detección y el diagnóstico precoz de esta enfermedad y mejorar la asistencia sanitaria a estos pacientes desde una perspectiva integral. Es por ello que entre sus líneas de actuación incluye la formación de profesionales, así como la necesidad de cooperación entre la administración, las asociaciones de pacientes y el resto de los agentes implicados en la recuperación e integración de pacientes con ictus. De hecho, la puesta en marcha del Plan de Ictus en Andalucía ha permitido reducir la mortalidad y los ingresos por enfermedad cerebrovascular. La atención a esta patología requiere de un abordaje multidisciplinar y, para ello, los profesionales sanitarios están entrenados para detectar síntomas de forma precoz.

Este plan ha abierto en los últimos años un camino de mejora permanente en la atención a estos pacientes, que siguen teniendo necesidades una vez que reciben el alta hospitalaria debido a las secuelas. Así, una de las herramientas implantadas ha sido el llamado ‘Código Ictus’, un sistema de alerta inmediata a los centros hospitalarios de referencia que activa el 061 en aquellos casos en los que está indicada la aplicación de un tratamiento específico –tratamiento fibrinolítico- en los centros sanitarios.

PUBLICIDAD

Compartir con:

Noticias relacionadas