Redacción.- El DKV San Fernando viajó a Plasencia con la ilusión de conseguir una clasificación para la fase de ascenso que pasaba por ganar en casa del líder y esperar una derrota de San Juan en su casa. A pesar de la dificultad del envite, los isleños salieron a por todas y en el primer cuarto demostró sus intenciones con un 17-23 de parcial, donde los turquesas jugaban a una gran intensidad, con Juan Rodríguez dominando el juego interior y Josu Remesal haciendo daño con sus penetraciones.


En el segundo cuarto la tónica fue igual y a los cinco minutos el marcador reflejaba un 22-31. Pero Plasencia reacciona y un 8-0 de parcial ajusta el marcador a un solo punto. Los extremeños consiguen darle la vuelta al marcador y se marchan al descanso con ventaja de tres puntos (37-34).

En el tercer cuarto, Plasencia sale dispuesto a demostrar por qué son líderes en la clasificación y tras un 8-0 de parcial se ponen 11 arriba (45-34). Los isleños con muy malos porcentajes de tiro, incluido en tiros libres donde no superaron el 50% en todo el partido, abandonan la fluidez ofensiva con la que comenzaron el encuentro y los locales tras otro parcial de 11-0 adquieren la máxima diferencia en el marcador (59-40). El DKV, con defensas alternativas consigue que no anoten más los locales en los dos últimos minutos del cuarto y recortan seis puntos y pudieron ser más de no haber sido por los cinco tiros libres fallados.

En el último cuarto, aunque mejoró mucho en defensa, lo más que pudieron acercarse los de San Fernando fue a 11 puntos, pero los malos porcentajes de tiro evitaron que se bajara de la barrera psicológica de los diez puntos. Finalmente el DKV no pudo hacerse con una victoria que tampoco hubiese servido para su clasificación puesto que San Juan ganó a Badajoz en su casa.

Los isleños aún tienen una opción en la segunda fase de jugar los cuartos de final por el ascenso si consiguen en su grupo quedar entre los dos primeros clasificados en una liguilla junto a Badajoz, Huelva, Cazorla, Andújar y Vélez.

Compartir con: