Redacción | Cádiz.- Los últimos avances en materia de tratamientos de drogadicciones han centrado la conferencia ofrecida en la Diputación por Iván Montoya Bravo, subdirector de Farmacoterapias y Consecuencias Médicas de del National Institute on Drug Abuse (NIDA) pronunciada ante un centenar de personas, la mayoría profesionales del campo de la medicina, la medicina psiquiátrica y la psicología. “Es importante seguir formando a nuestros técnicos avanzando en nuevas técnicas de tratamientos de adicciones”, ha explicado Isabel Armario, diputada de Igualdad y Bienestar Social, que ha acompañado al conferenciante en la bienvenida a la jornada, y le ha calificado como “una eminencia” en esta materia.

El doctor Montoya Bravo ha explicado que uno de los cometidos del Instituto NIDA es “la diseminación del conocimiento y de las investigaciones que llevamos a cabo” con el fin último de “mejorar la calidad de los tratamientos a nivel nacional e internacional”. Un objetivo al que responde su presencia en Cádiz, en una conferencia organizada por la Diputación en colaboración con la Sociedad Científica Socidrogalcohol.


El Instituto NIDA, dedicado exclusivamente a la investigación y divulgación en esta materia, financia el 85 por ciento de la investigación relacionada con los tratamientos de adicciones en el mundo, lo que supuso una inversión de cerca de 2.170 millones de dólares en 2014, un dato que refleja la magnitud de su labor.

La conferencia ha versado sobre las conexiones cerebrales que provocan en el paciente el paso de un consumo casual de sustancias adictivas a convertirse en un dependiente físico y emocional de las sustancias. Se han abordado aspectos como la construcción de esquemas mentales en forma de círculo vicioso, la incidencia de la dopamina y las alteraciones en las distintos partes del encéfalo que afectan a la memoria, la voluntad y la capacidad de discernimiento. Montoya también ha enumerado las distintas etapas del proceso según las últimas investigaciones y ha explicado que en la actualidad, las adicciones se abordan desde la catalogación de enfermedad crónica cerebral y no como un vicio o uso desviado del paciente.

Sobre la conexión entre investigación y nuevas terapias, farmacológicas o no, que se van a implantar para revertir o, al menos, compensar los cambios que se producen en los pacientes adictos, Montoya ha destacado dos importantes novedades en el caso de sustancias opiáceas, que han experimentado un incremento muy significativo en Estados Unidos. El doctor, que ha aportado el dato de que estas sustancias causan más muertes que los accidentes de tráfico en ese país, ha explicado el desarrollo de la Naloxona con una nueva formulación, que permite su aplicación intranasal, lo que puede salvar vidas a personas en estado de sobredosis

Otro avance importante afecta a  tratamientos de heroína y opiáceos, que sufren un alto porcentaje de abandono por parte del paciente, restando significativamente efectividad a los seguimientos. La NIDA ultima la propuesta de un implante bajo la piel, actualmente pendiente de ser validada por las autoridades sanitarias, que elimina el síndrome de abstinencia por seis meses. El conferenciante ha afirmado que su aplicación podría ser “una revolución” en estos tratamientos.

Iván Montoya Bravo es natural de Medellín (Colombia) donde estudió Medicina en la Universidad de Antioquia. Especialista en Psiquiatría y Máster en Salud Pública en Estados Unidos. NIDA es un Instituto del NIH National Institutes of Health, (Institutos Nacionales de la Salud) del Gobierno de EEUU. Lleva la iniciativa del desarrollo de medicamentos sobre marihuana y aspectos relacionados con control de la seguridad de los ensayos clínicos; y también la supervisión médica de proyectos de investigación que solicitan financiación a NIDA.

Ha sido profesor de la Universidad de Antioquia, trabajado para la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación de Psiquiatría Americana (APA). Conferencista de reconocido prestigio internacional acude a congresos internacionales más relevantes como APA, ISAM (International Society of Addiction Medicine) y CPDD College on Problems of Drug Dependence Es miembro del consejo editorial de distintas publicaciones científicas de primer nivel de Adicciones, Psiquiatría y Psicofarmacología con un largo listado de publicaciones. Recientemente ha editado un libro sobre Tratamientos Biológicos para los Trastornos por Uso de Sustancias. Vacunas, anticuerpos monoclonales y enzimas.

Compartir con: