El primer teniente de alcaldesa y delegado general del Área Municipal de Desarrollo Sostenible, Fran Romero, ha informado que el equipo de gobierno iniciará los trámites para licitar un nuevo contrato del servicio municipal de agua y alcantarillado. El delegado explica que dicho contrato se adaptará a legislación vigente y tendrá en cuenta las inversiones en materia de infraestructuras de saneamiento y de redes de abastecimiento de agua potable que la ciudad debe afrontar en los próximos años.

De esta forma, Romero adelanta que desde el Área Municipal de Desarrollo Sostenible se elaborarán unos nuevos pliegos de prescripciones técnicas y de clausulas administrativas que se adaptarán a la normativa que ha ido entrando en vigor durante los últimos años y que ha culminado en la nueva Ley de Contratos del Sector Público. Por esta razón, en los próximos pliegos primarán criterios como una mejor relación calidad-precio, una contratación socialmente responsable, la presencia de consideraciones de índole medioambiental y de innovación y desarrollo, una mayor racionalidad económica de los fondos públicos y la aplicación de las normas correspondientes a la revisión de precios.

El delegado además indica que el Gobierno Local establecerá un cauce de participación con los distintos grupos municipales presentes en el Pleno Municipal para que el nuevo contrato cuente con el máximo consenso político.

Romero explica que los primeros trámites para esta futura licitación pasan por el Pleno acuerde comunicar a la actual concesionaria del servicio la decisión de extinguir el actual contrato una vez vencido el plazo del mismo e iniciar los trámites que permitan iniciar la licitación de uno nuevo.

“El próximo contrato tiene como fin ofrecer a los isleños un nuevo servicio de saneamiento y alcantarillado, que es uno de los que afecta de forma más cercana y cotidiana a nuestras barriadas. Gracias al continuado trabajo preventivo y de mantenimiento y las inversiones realizadas durante los últimos años San Fernando es una ciudad mejor preparada para la lluvia. Atrás quedaron las inundaciones y la inquietud con las que algunas zonas de La Isla afrontaban los temporales. Hoy los temporales se saldan con incidencias mínimas en la ciudad. Pero hemos de aspirar a la excelencia cuando se trata de la calidad de vida y el bienestar de las familias isleñas. Porque siempre se puede mejorar. Siempre se puede hacer más. Y, después de 25 años de concesión, la mejora pasa necesariamente por un nuevo contrato del servicio, cuyos pliegos han de ajustarse a la normativa vigente y que han de contemplar novedades y medidas que se adapten a la misma. Nuestra decisión es lógica y responsable. Una vez más, damos pasos hacia La Isla que queremos”, detalla el primer teniente de alcaldesa.

Compartir con: