publicidad


El Ayuntamiento isleño va a concurrir a las subvenciones destinadas al fomento de la calidad urbana en Andalucía, a través del Programa de Regeneración del Espacio Público Urbano, con una actuación de intervención localizada en el entorno del barrio de La Casería y los suelos económicos e industriales de Fadricas II, donde se plantea una transformación sustancial de la realidad urbana, mejorando la calidad ambiental y paisajística de los espacios libres y propiciando la activación social a través de zonas de esparcimiento, de ocio y deportivas.

La convocatoria, en régimen de concurrencia competitiva, la efectúa la Junta de Andalucía bajo la premisa de que con intervenciones “económicamente muy asequibles se pueden lograr transformaciones sustanciales de la realidad urbana”. El objetivo es mejorar la calidad ambiental y paisajística de los espacios libres, recuperándolos para la colectividad, con la participación de la ciudadanía; “en definitiva, lo que recoge la iniciativa La Ciudad Amable, creada en 2013 por la consejería de Fomento y Vivienda, y dirigida a los ayuntamientos, para regenerar, restablecer y mejorar aquellas zonas de la ciudad que han sufrido degradación física, a través de intervenciones que den respuesta a las carencias o demandas identificadas y garanticen la sostenibilidad, la calidad del paisaje urbano y la integración de los aspectos sociales, económicos y ambientales”, explica la alcaldesa isleña, Patricia Cavada.

El proyecto ya estaba avanzado por el Equipo de gobierno, a través de Esisa y las delegaciones de Desarrollo Urbano y Desarrollo Sostenible, y se presentaba esta semana a los representantes de las asociaciones de vecinos del barrio de La Casería -‘La Casería’, ‘La Nueva Casería’, ‘El Pino’ y ‘El Cruce’-, así como a los de la Federación de Asociaciones de Vecinos ‘Isla de León’, en un encuentro en Alcaldía encabezado por la regidora isleña, junto al delegado del área de Desarrollo Sostenible, Fran Romero, y los delegados de Presidencia y Desarrollo Económico, así como Desarrollo Urbano, Conrado Rodríguez y Claudia Márquez, respectivamente.

“El proyecto -explica Cavada- responde a una reivindicación histórica de los vecinos y vecinas de la Zona Norte, y esboza el desarrollo de una importante zona verde para mejorar el espacio público del barrio de La Casería y frente a uno de los suelos económicos e industriales más importantes de la ciudad, Fadricas II, donde ya se han realizado contundentes inversiones para su despegue como la electrificación o el derribo de las tres torretas de alta tensión que se mantenían en este importante enclave de la ciudad”.

“Por tanto -continúa- va a ser otra actuación relevante al constituir dicha vía un importante eje de comunicación hacia nuestros suelos económicos y el centro comercial Bahía Sur, uno de los más visitados de Andalucía; revirtiendo también con ello en la mejora de la imagen de la ciudad en esos ejes principales, en los que estamos actuando desde el Ayuntamiento”.

Así, “teniendo en cuenta que por la zona se prevé que atraviese la conexión con la autovía CA-33 presupuestada en los PGE, hemos proyectado una zona de esparcimiento con equipamientos deportivos y de ocio, zonas infantiles, de sombra y descanso o un área para mascotas, que iremos perfilando de manera participada con las entidades vecinales para configurar una propuesta definitiva y desarrollar el proyecto, en el caso de que seamos beneficiarios de la subvención”, precisa la alcaldesa.

El primer teniente de alcaldesa y delegado general del área de Desarrollo Sostenible, Fran Romero, ha subrayado, por su parte, las grandes oportunidades que supondría para la zona norte de San Fernando la ejecución de este proyecto. «La consecución de los fondos europeos EDUSI para hacer realidad la actuación que transformará la zona este de la ciudad demostró la capacidad de trabajo y de gestión de este equipo de gobierno. Ahora, con este proyecto, damos un paso más en este sentido y concurrimos a esta convocatoria de subvenciones autonómicas para transformar otra zona de la ciudad, en este caso la norte. Para hacer de barrios como La Casería, El Pino y El Cruce lugares más cómodos y agradables para vivir y visitar, con un mejor paisaje urbano; con una gran zona verde que ahora no tiene y que necesita; con equipamientos deportivos, espacios abiertos al ocio familiar y nuevos juegos infantiles para los más pequeños. Un proyecto que, por otro lado, también servirá para mejorar y hacer más verde y funcional el polígono Fadricas II», detalla Romero.

Por otro lado, recuerda que este proyecto “da respuesta a las demandas de los vecinos de estas barriadas, que han sido reiteradas en sucesivas visitas y reuniones», continúa.

El primer teniente de alcaldesa concluye insistiendo en la necesidad de reivindicar al nuevo Gobierno Central “la necesidad de que se ejecuten infraestructuras prioritarias para la ciudad y para esta zona, como la terminación de los accesos a Fadricas y Bahía Sur”.

Una gran zona verde en La Casería

“Con un denso tejido poblacional y pocas zonas verdes y de esparcimiento, esta zona de la ciudad se ajusta a los parámetros para desarrollar un proyecto sostenible y de expansión vecinal acorde al programa de la Junta de Andalucía”, sostiene por su parte, la delegada de Desarrollo Urbano.

Márquez explica que el trabajo cuenta con varios factores, como que el área está “limitada por la autovía y la vía férrea de ADIF, se encuentra bajo el nudo de la variante con Fadricas, tiene varios cambios de cota y, además, la atraviesa longitudinalmente una vía pecuaria”.

“Todos esos factores los hemos aprovechado en beneficio del proyecto para optimizar los recursos disponibles. El trazado de la Cañada Real se aprovecha para un sendero peatonal desde el que se accederá a los distintos espacios de ocio (merenderos, solariums, zonas de sombra…); los cambios de cota en el terreno más cercanos a la zona residencial servirán para los juegos infantiles; y próximos al puente de La Casería estarán las zonas deportivas multifuncionales. También se prevé una zona de recreo para mascotas, atendiendo a muchos vecinos y vecinas que la reclaman; así como una zona de arboleda que minimice el impacto acústico en la zona más próxima a la autovía, aprovechando además los recursos naturales del municipio, como su vegetación autóctona”.

Asimismo, contará con todos los elementos de accesibilidad, siguiendo la línea de trabajo del Gobierno local de hacer de San Fernando la Ciudad de la Inclusión, concluye Márquez.