publicidad


El Consejo de Gobierno ha aprobado el proyecto de Ley del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía para 2016, con un gasto no financiero de 28.661,5 millones de euros (un 3,6% más que en 2015).

Las cuentas autonómicas, que serán remitidas al Parlamento andaluz para su debate y aprobación, tienen como principales objetivos aportar una garantía de estabilidad política y confianza para el desarrollo económico, así como convertir la recuperación económica en oportunidad para el bienestar de los ciudadanos en términos de empleo y de mejores servicios públicos. Entre otros aspectos destacados, incrementan las inversiones en un 9,5% e incorporan la rebaja del tramo autonómico del IRPF para las rentas medias y bajas.

De acuerdo con estas prioridades, el presupuesto destina 2.037 millones de euros directamente al empleo y al desarrollo económico. De ellos, 1.141 millones corresponden a la política de fomento del empleo, que crece un 25,5% respecto a 2015 y que incluye programas específicos de promoción, cualificación, formación y consolidación del Sistema de Garantía Juvenil.

Para avanzar hacia una economía basada en el conocimiento, la sostenibilidad, la competitividad a través de la innovación y el fortaleciendo del tejido empresarial, las cuentas andaluza incrementan en un 32% los recursos destinados a políticas de desarrollo económico, hasta alcanzar los 505 millones de euros. Dentro de esta partida, el gasto destinado a inversión casi se multiplica por tres, ya que pasa de 127 millones en 2015 a 324 millones.

Especial atención se presta a las iniciativas de respaldo a los trabajadores autónomos, con 125 millones de euros en ayudas para la contratación, la conciliación familiar y la creación de empresas, además del Fondo Reembolsable para el Fomento y Promoción del Trabajo Autónomo y medidas específicas en el sector del turismo y el comercio.

La inversión en I+D+i crece un 8,3%, con una dotación de 392 millones para el Sistema de Ciencia y Tecnología. Asimismo, las universidades recibirán 1.454 millones, cantidad equivalente al 1% del Producto Interior Bruto (PIB) andaluz y superior en un 4,2% a la del ejercicio actual. Por su parte, el Programa de Digitalización de la Economía dispondrá de 16,6 millones de euros para impulsar las infraestructuras de telecomunicaciones, extender el acceso a internet y facilitar a las pymes la implantación de proyectos en estos ámbitos.

La estrategia de crecimiento económico recogida en las cuentas andaluzas también tendrá como prioridades la eficiencia energética y la sostenibilidad. El Programa de Energía, centrado en el ahorro y el aprovechamiento de las fuentes renovables, alcanza los 240 millones de euros. El de Vivienda, Rehabilitación y Suelo crece un 60% y contará con 241 millones, de los que 131 corresponden a inversiones directas para iniciativas de rehabilitación y mejoras energéticas.

Los recursos financieros para políticas de sostenibilidad medioambiental crecen un 2,2% mientras que el programa de gestión del medio natural incrementa su presupuesto en 48 millones de euros.

Sectores clave

El presupuesto de 2016 también supone un impulso a los sectores clave de la economía andaluza que requieren de medidas de apoyo para mejorar su competitividad, incrementar el tamaño de las empresas y potenciar la generación de empleo. Destacan las políticas de turismo y deporte, que crecen un 2,5% en su conjunto y registran un incremento del 6,5% en las inversiones directas para proyectos de trascendencia económica.

En agricultura aumentan las partidas para programas clave como el de apoyo al sector productor agrícola y ganadero, que sube un 6% hasta los 1.796 millones de euros, mientras que el de pesca se duplica y alcanza los 30,4 millones de euros.

Respecto al área de cultura, los crecimientos más relevantes se registran en el Programa de Difusión y Promoción del arte, que aumenta 14,4 millones de euros y supera los 30, y en el de Industrias Creativas, con un 8,4% más respecto a 2015 y una dotación total de 23,8 millones.

Gasto social

Las políticas sociales mantienen su peso y representan el 83,5% del presupuesto, de modo que ocho de cada diez euros se destinarán a seguir blindando los servicios públicos fundamentales de educación, sanidad y atención social.

La Consejería de Educación aumenta su presupuesto un 4,1% hasta alcanzar los 7.075 millones de euros. Destacan los recursos destinados al aumento de la plantilla docente en 360 plazas y al Plan de Apoyo a la Familia, que sumará 225 millones (20 más que el ejercicio anterior). Ello permitirá dar continuidad a iniciativas como la gratuidad de los libros de texto para el alumnado de enseñanzas obligatorias (945.000 estudiantes); la dotación para becas (214 millones, un 5,1% más); el Plan de Apertura de Centros (que alcanzará los 2.324 colegios e institutos), y la ampliación de la oferta de Educación Infantil en 3.000 plazas.

Las políticas sanitarias tendrán un presupuesto de 8.807 millones de euros, lo que supone un 4,8% más (400 millones). Cuatro de cada diez euros de gasto destinado a las consejerías tendrán como destino el sistema público de salud, que contará el próximo ejercicio con 290 millones de euros más para asistencia sanitaria, así como con un incremento superior a los 100 millones en los capítulos de inversiones. El número de profesionales aumentará en 218.

En relación con los colectivos de población que presentan mayores necesidades y dificultades, los programas de inclusión social y de bienestar aumentan sus cuantías un 7,4% y 18,9%, respectivamente. Ambos crecen por encima del presupuesto general y tendrán una dotación conjunta de 222,5 millones de euros.

La Comunidad Autónoma de Andalucía seguirá financiando la dependencia en una proporción del 72%. Los recursos consignados supondrán 1.136 millones frente a una aportación estatal que se ha ido reduciendo hasta el 28%, pese a que el 22% del total de beneficiarios españoles del sistema son atendidos en la comunidad.

El estímulo a las políticas sociales se traslada también al sector público instrumental, donde la financiación sólo aumenta para los entes de carácter social (un 4,6% de subida, hasta representar el 77% del total), frente al descenso generalizado del 6,1% en los restantes.

Inversiones

El esfuerzo inversor que recoge el presupuesto de 2016 se traduce en una subida del 9,5% en el gasto de capital, 306,6 millones de euros más que en 2015. La inversión total alcanzará el próximo año los 3.522,8 millones y supondrá el 11,3% del total del presupuesto de la comunidad, frente al 4,5% de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

La inversión directa, que ejecuta directamente la Junta de Andalucía, sube un 6,1% hasta los 1.189,5 millones. Por su parte, las transferencias de capital se incrementan un 11,4% y alcanzan los 2.333,3 millones. Además se recogen inversiones en infraestructuras viarias como los metros de Granada, Málaga y Sevilla; el tren tranvía de la Bahía de Cádiz; las autovías del Olivar y del Almanzora, y las variantes de Roquetas de Mar (Almería) y de Lucena (Córdoba), entre otras.

Contexto macreconómico

El proyecto de Presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2016 se ha elaborado en un contexto macroeconómico en el que todas las previsiones apuntan a la consolidación de la recuperación, aunque advierten de la incertidumbre creada por algunos acontecimientos internacionales, principalmente la ralentización de la economía china y los conflictos geoestratégicos.

En este marco, se prevé que la economía andaluza crezca un 2,6% el ejercicio de 2016, por encima del 1,6% de la Zona Euro. Esta estimación es más prudente que la del 3% de los PGE para la economía española, que el Fondo Monetario Internacional rebaja en medio punto (2,5%).

Las cuentas andaluzas mantienen el compromiso con la estabilidad pese a que el ajuste del déficit público vuelve a cargarse un año más sobre las comunidades autónomas, para las que se ha fijado un objetivo del 0,3% del PIB mientras que el Estado se reserva ocho veces más de margen. Esto significa que las comunidades llegarán casi al equilibrio presupuestario, frente a la fecha marcada de 2020 por la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. La reducción del déficit se materializará en Andalucía con un esfuerzo acumulado superior a los 4.400 millones de ajuste entre 2011 y 2016.

Ingresos

El mayor dinamismo económico se refleja en los ingresos por operaciones corrientes, que crecen un 6,5% hasta los 26.375,9 millones por la mejora prevista en la recaudación tributaria (los impuestos directos aumentan un 4,9% y los indirectos un 6,2%) y en las tasas y precios públicos (12,1%).

Por el contrario, los ingresos por operaciones de capital bajan un 2,3%, hasta los 1.603,5 millones, debido a la reducción de las ayudas de la Unión Europea correspondientes al nuevo marco estratégico 2014-2020. Los ingresos por operaciones financieras aumentan un 2,8%, hasta los 3.306 millones, como consecuencia de la mayor amortización de deuda.

Respecto a las fuentes de financiación, la subida más significativa se concentra en las liquidaciones de ejercicios anteriores, con los 959 millones de 2014. Destaca también el incremento del 3,1% de las entregas a cuenta del Sistema de Financiación de las Comunidades Autónomas, que ascienden a 16.385,3 millones. Los fondos europeos supondrán 1.549 millones (un 17,3% menos).

Los ingresos se recuperarán en 2016 gracias también a las medidas llevadas a cabo por la Junta en la lucha contra el fraude fiscal y en la mejora de la gestión. Ello ha hecho posible abordar compromisos como la bajada del IRPF, que supondrá un ahorro anual de 120 millones de euros para las rentas medias y trabajadoras, y la devolución del tramo autonómico del Impuesto de Hidrocarburos a los transportistas profesionales.

Empleados públicos

En cuanto al estado de gastos, las operaciones no financieras experimentan un crecimiento del 3,6%, hasta alcanzar los 28.661,5 millones. En el gasto corriente, que aumenta un 2,9% y supone 25.138,7 millones, destaca especialmente el incremento del 4,7% del Capítulo I (personal) para dar cobertura al compromiso de recuperación progresiva de los derechos de los empleados públicos. La subida salarial prevista, del 1%, beneficiará a más de 270.000 trabajadores.

Asimismo, se dará cumplimiento al acuerdo suscrito con los sindicatos para la recuperación del 25% de la paga extra de 2012, que será abonada en febrero de 2016, y la recuperación del 100% de la jornada para el personal no fijo.

Compartir con: