publicidad


Imagen de archivo.

El equipo de gobierno ha sacado a licitación un nuevo contrato relacionado con la primera fase de reforma y modernización del Mercado Central de Abastos de la ciudad. Se trata en esta ocasión del contrato para el suministro e instalación de ocho máquinas frigoríficas para los nuevos puestos de pescadería en ejecución, en el marco de las obras de la primera fase de la reforma de este importante espacio comercial y generador de empleo, cuyo entorno urbano también está siendo objeto de una remodelación integral.

El objetivo de esta nueva licitación pública es el de dotar a los nuevos puestos de pescadería de unas máquinas frigoríficas adecuadas a la tecnología actual y a la normativa vigente, de forma que los equipos serán semi compactos y adaptables a los nuevos espacios creados para los puestos de pescadería, con condensadores silenciosos, regulación electrónica y de refrigeración a media temperatura “contando así con equipos conformes a la normativa vigente, innovadores, eficientes y sostenibles”, afirma el concejal de Presidencia y Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez. El contrato de suministro, que sale a licitación por 34.500 euros (IVA incluido), incluye la instalación técnica de los aparatos y su mantenimiento por un periodo de dos años.

En cuanto a los puestos de pescadería, relacionar también que contarán con saneamiento independiente con salida a la calle y un novedoso sistema de inyección de agua que limpia las tuberías, de forma que se eliminan olores y se facilita la evacuación de residuos, mejorando en general el ambiente en el interior de los puestos y el recinto.

Esta actuación impulsada por el equipo de gobierno que lidera la alcaldesa, Patricia Cavada, forma parte de la primera fase de las obras de mejora y transformación de este importante espacio dinamizador de la ciudad, cuya última reforma se acometió hace casi dos décadas. En su proceso de reforma y diseño, además, se ha seguido la filosofía participativa del Gobierno local contando en este caso con las opiniones y sugerencias del colectivo de detallistas del Mercado Central.

Y es que la finalidad del Ejecutivo local es la de seguir mejorando espacios comerciales como los mercados, generadores tradicionales de actividad económica y empleo, modernizando sus infraestructuras  al igual que se está haciendo en el Mercado de San Antonio, donde también se ha licitado recientemente un proyecto para acometer tareas de limpieza y pintura de las fachadas y elementos externos del edificio. Esta próxima actuación, que también vendrá a solucionar las filtraciones de agua en los alféizares de las ventanas, se sumará a la ya realizada canalización y soterramiento de la red de baja tensión que existía en el entorno del mencionado mercado y que vino a mejorar la estética y seguridad.

“Son espacios que estimulan económicamente el entorno en el que se localizan y, por ende, la ciudad; de ahí el empeño por impulsar proyectos que forman parte de una actuación global como lo hará el eje que conforman la plaza del Rey, con el magnífico edificio del Ayuntamiento rehabilitado, la remodelación integral de las calles aledañas con un nuevo diseño que mejorará la accesibilidad, el tránsito peatonal y el diseño urbano en calles muy transitadas situadas en un entorno BIC”, indica Rodríguez. Al hilo, pone en valor también las mejoras que viene realizando la nueva concesionaria del aparcamiento del Mercado Central, contribuyendo al proyecto global de reforma de la plaza de abastos y su entorno con mejoras importantes en accesibilidad, señalización o plazas para vehículos de personas con movilidad reducida y vehículos eléctricos; entre otras actuaciones.