publicidad


El pleno de organización del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María ha dado luz verde esta mañana al régimen y retribuciones de los cargos con dedicaciones exclusivas y parciales, así como de los nueve cargos de confianza con que contará el equipo de gobierno, formado por PP y Ciudadanos. La sesión ha aprobado igualmente las dotaciones a los concejales, sin dedicación exclusiva o parcial por concurrencia a las sesiones de los órganos colegiados, las dotaciones económicas para el funcionamiento de los grupos, el régimen de las sesiones ordinarias del Ayuntamiento (el segundo miércoles de cada mes, a partir de las 18:00 horas), la constitución y régimen de las Comisiones Informativas y la designación de representantes de la Corporación en diversos organismos.

La sesión ha conocido la constitución de los grupos municipales y las delegaciones del alcalde, con el nombramiento de tenientes de alcalde y miembros de la Junta de Gobierno Local.

Previamente al pleno de organización tuvieron lugar las juntas generales de las empresas municipales Impulsa, El Puerto Global y Suvipuerto, en las que se nombraron los presidentes y vicepresidentes de los respectivos consejos de administración y los consejeros de las mismas. En el mismo sentido se actuó con la empresa municipal de aguas, Apemsa, de capital mixto.

El alcalde, Germán Beardo, recordó sus palabras del pleno de investidura en las que se refería al inicio “de un tiempo nuevo, en el que los portuenses habían votado un cambio de gobierno, con la mano tendida al resto de fuerzas políticas, respondiendo al mandato ciudadano, que ha determinado una Corporación con muchos partidos políticos”. El primer edil señaló que el gesto de tender la mano al resto de fuerzas políticas se revelaba en esta sesión con la liberación de los portavoces de la oposición, que percibirán la misma retribución que los concejales de gobierno con dedicación exclusiva, lo que permitirá que dichos portavoces ejerzan la política “teniendo un salario digno”, respondiendo a la intención por parte del equipo de gobierno de que a los plenos vayan los puntos “tratados y trabajados”. 

“La futura reorganización municipal, la revisión de las ordenanzas, el Peprychie o el avance en el segundo quinquenio del PGOU” fueron citados por Beardo como grandes retos de El Puerto de Santa María, asuntos que consideró “más de gestión que de ideología” y sobre los que quiere “el mayor consenso posible”. El primer edil apuntó que el reglamento de fiscalización de los grupos municipales se someterá a aprobación inicial en el próximo pleno. La intención es la de conseguir para el mismo la unanimidad de las seis fuerzas representadas en la Corporación.     

“Hoy empieza un nuevo gobierno, en el que da igual el área de gestión de cada uno, pues sus once integrantes están volcados desde el minuto uno y tendiendo la mano al resto de grupos para avanzar en la ciudad. Espero que sean cuatro años de provecho en los que El Puerto dé el cambio que todos los ciudadanos necesitan”, señaló Beardo.

RENUNCIA DEL ACTA DE CONCEJAL

Posterior al pleno se ha efectuado la renuncia del acta de concejal de D. Carmelo Navarro Careaga, la cual se ha presentado una vez ha terminado la sesión.

El alcalde, Germán Beardo ha querido agradecer públicamente “la dedicación e implicación absoluta de Navarro con el proyecto que hoy echa a andar” y que dada su actividad empresarial le era imposible mantener una dedicación exclusiva.

“Le honra dar un paso al lado y ofrecer la oportunidad que entre otra compañera como es Blanca Merino”, destaca Beardo, y por ello desde el Grupo Municipal del Partido Popular como en mi persona “le agradezco a Carmelo la plena disposición que ha tenido desde el primer minuto por defender las necesidades e intereses de todos los portuenses”. 

En el próximo pleno de dará cuenta de la renuncia al acta de concejal donde se iniciarán los trámites para la toma de acta y posesión de la nueva concejal del Partido Popular.