Redacción | El Puerto.- Con la máxima contundencia y diligencia ha actuado el alcalde de El Puerto David de la Encina ante la alarma generada esta semana con motivo de los cambios anunciados en el servicio de rehabilitación del Centro Periférico de Especialidades (CPE) Virgen del Carmen, convocando una reunión en la que ha quedado perfectamente aclarada la controversia, con compromisos concretos de mantener e incluso mejorar los servicios sanitarios en El Puerto.

A esta reunión han asistido el delegado provincial de Salud Manuel Herrera junto con los máximos directivos  del SAS en la provincial, el director del Distrito Bahía de Cádiz – La Janda Miguel Ballesta y el director gerente del Centro de Salud Virgen del Carmen Rafael Pereiro. También han estado presentes los usuarios del servicio de rehabilitación más representantes de la Flave, encabezados por su presidenta Milagros Muñoz, y miembros del equipo de Gobierno e incluso los portavoces de la oposición “como muestra del talante participativo que pretende aplicar el tripartito”.

En la reunión todas las partes han tenido ocasión de hacer sus planteamientos, reconociendo el SAS que, de inicio, no estuvo muy acertado en la comunicación de los cambios que se están introduciendo en el CPE Virgen del Carmen. No obstante, en cuanto al fondo de la cuestión, han quedado despejadas las dudas respecto a que lo que se pretende es mejorar el servicio incorporando en dicho centro el servicio de salud mental, a la vez que no se perjudica de ninguna manera a los usuarios de rehabilitación,  que pasarán a ser atendidos en la Casa del Mar, con unas magnificas instalaciones que ya están habilitadas al efecto.

Una vez expuestos estos planteamientos, todos se han comprometido a no dejar de estar vigilantes en que, en efecto, se cumplan estas premisas y se incremente y mejore el servicio sanitario en El Puerto.