Costa Cádiz Comunicación

El Grupo Popular abandonó la mesa del ROM ante la negativa del Gobierno a defender judicialmente a sus concejales amenazados

08 septiembre
13:06 2016

Redacción | Cádiz- El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Cádiz, Ignacio Romaní, abandonó esta mañana la reunión de la Comisión Paritaria para la reforma del ROM (Reglamento Orgánico Municipal) al no obtener respuesta alguna de los representantes del Gobierno Local cuando, de nuevo, solicitó que el Ayuntamiento se personará como acusación en la causa que se dirime en los juzgados por un presunto delito de amenazas a concejales de esta Corporación en el ejercicio de sus funciones en una sesión plenaria.

PUBLICIDAD

Romaní indicó en la reunión que no tenía “ningún sentido que nos convoquen para reformar el reglamento, se supone que para –entre otras cosas- garantizar el derecho y la libertad de los representantes ciudadanos en el Pleno y haya ahora mismo una causa abierta por amenazas contra uno de nuestros concejales sin el Ayuntamiento personado. En vez de eso lo que vemos es que el acusado por amenazas es acompañado por una dirigente local de Podemos, candidata a las autonómicas de ese partido y –según nos contaron hace un año- asesora del Grupo Municipal de Por Cádiz sí se puede.

El portavoz municipal abundó en su posición: “quien convocó a sus militantes al pleno donde se produjeron las amenazas fue Podemos, quien acompañó al militante de Podemos al que todos pudimos ver amenazarnos –y no es la primera vez que lo hace- fue una dirigente de Podemos, los que se niegan a personarse para defender a un concejal amenazado es el Grupo Municipal de Podemos, y encima nos convocan para cambiar el reglamento para que los plenos no sean como son ahora… Es un insulto a la inteligencia y sobre todo a la democracia: nos mandan el mensaje de que en las instituciones hará lo que tengan que hacer pero que su gente estará siempre ahí parar amenazarnos, insultarnos y perseguirnos, como hicieron antes de gobernar esta ciudad sin reparo alguno”.

El portavoz municipal concluyó que “hasta que no haya un personación del Ayuntamiento en la causa que ya es por delito grave no acudirán a más reuniones para la reforma el reglamento orgánico, y cuando lo hagamos será para defender el derecho de los representantes de los gaditanos a hablar de cualquier tema sin coacciones del gobierno, que es lo que están pretendiendo con la limitación de propuestas, de tiempo, de ciudadanos que pueden hablar y –sobre todo- de los temas que pueden abordar los colectivos que participen en los puntos”.

PUBLICIDAD

Compartir con:

Noticias relacionadas