El Grupo Municipal Popular ha presentado hoy una propuesta a Pleno encaminada a solicitar que el Equipo de Gobierno “convoque de manera urgente la Junta de Portavoces –incluso de manera previa a la celebración de este Pleno Ordinario- para trabajar sobre las condiciones en las que se pueden acoger al número más adecuado de refugiados que lleguen a España en las próximas fechas”.

Se solicita en la misma propuesta que sea esa Junta de Portavoces la que determine una relación de infraestructuras y herramientas sociales que puedan ponerse a disposición del proceso de acogida, y las necesidades económicas que eso supone para solicitar los recursos pertinentes al Gobierno de la Nación. También se solicitará que se estudie  la posibilidad de habilitar las instalaciones de la residencia del Centro Náutico Elcano (con capacidad para cincuenta personas aproximadamente) como centro de primera recepción de refugiados para su posterior acogida en las condiciones que se establezcan, ya sea en familias que muestren su disponibilidad o viviendas habilitadas para tal fin.

El Grupo Popular señala en la exposición de motivos que “la  llegada de miles de refugiados de guerra a países de la Unión Europea supone un reto para nuestra sociedad que debe asumirse desde la solidaridad y –sobre todo- la responsabilidad con aquellos que huyen del horror en busca de un futuro mejor para sus hijos”.

Las fórmulas de acogida que se están arbitrando desde la UE preven la llegada de familias de refugiados a todos los países de la zona, y –en este sentido- “la ciudad de Cádiz, siempre sensible a los problemas causados por la guerra y los desastres naturales, debe coordinar una respuesta acorde con las posibilidades de la ciudad”.

También se indica al respecto que “teniendo siempre presente que es el Gobierno de la Nación quien debe marcar las directrices, junto a los socios europeos, sobre la manera en la que dar una respuesta digna y viable a los refugiados que lleguen a España, la ciudad de Cádiz debe también ser responsable de poner a disposición del gobierno los recursos y herramientas que mejor pueden servir al objetivo común, que no debe ser otro que dar esperanza a aquellos que huyen del horror”.