Redacción.- El concejal del Grupo Municipal Popular (GMP), Bruno García, lamentó hoy que “el sectarismo del alcalde impida mostrar la unidad de Cádiz en torno a la Escuela de Hostelería y el problema que le afecta desde hace años”. El edil recordó que el pasado 15 de enero el Grupo Municipal Popular remitió una propuesta oficial a todos los grupos municipales de la Corporación, en la que se pedía que el alcalde, en nombre de la Corporación de Cádiz, y con el apoyo de todos los grupos políticos pida una cita con la presidenta de la Junta de Andalucía.

El edil popular recordó, tal y como hizo en rueda de prensa ese mismo día http://bit.ly/1Sliqbu, que la intención era “que sea la propia presidenta la que nos cuente cuál es el verdadero problema que hay con la Escuela de Hostelería de Cádiz. Porque nadie llega a entender verdaderamente qué está pasando. Nadie puede explicarse cómo se puede hacer una gestión tan desastrosa en un equipamiento que era ejemplo de eficacia y prestigio en el ámbito de la hostelería y el turismo, pero llevamos un mes esperando que Podemos, Ganar Cádiz y PSOE nos conteste, porque el único que lo hizo fue Ciudadanos”.

“Cuando gobernábamos y ahora en la oposición hemos estado pendiente de los trabajadores y alumnos de la Escuela de Hostelería. Hemos llevado el asunto a Pleno cuántas veces hemos podido, pero es evidente que la Junta de Andalucía no tiene el más mínimo interés en lo que la ciudad de Cádiz acuerda en Pleno”, argumentó Bruno García.

La intención popular con esta propuesta era precisamente ir como ciudad a defender los intereses de los gaditanos,  mostrar la unión de todos los partidos políticos que representan a los gaditanos en el Pleno ante la falta de soluciones a la Escuela de Hostelería, “por eso precisamente es lamentable que el alcalde no conteste a nuestra propuesta y ahora anuncie que ha pedido una cita con Susana Díaz sin contar con los grupos de la Corporación para este asunto. Y que además lo haga siempre con el afán de confrontación y utilización demagógica de un problema en el que no puede haber fisura alguna entre los partidos de Cádiz”.