Redacción | Provincia.- El Grupo Provincial Andalucista en la Diputación de Cádiz se ha hecho eco de los problemas que afectan al colectivo de matronas y matrones. La diputada portavoz andalucista, Maribel Peinado ha informado de la presentación de una moción para apoyarlo y que la administración competente adopte las medidas oportunas.

El pasado miércoles, Peinado mantuvo una reunión en la Oficina del GPA con Aroa Vaello, vocal en la provincia de la Asociación Andaluza de Matronas (AAM), en la que se analizó la situación actual y las reivindicaciones profesionales.


La moción se fundamenta en el texto elaborado por AAM “ante la falta de cobertura de Matronas por el Servicio Andaluz de Salud para la Atención del Embarazo, Parto y Puerperio y los programas de Salud Reproductiva y Sexual de las mujeres en los Centros de Salud en Andalucía”. Vaello explicó que la Asociación Andaluza de Matronas “está realizando movilizaciones para informar y pedir el apoyo de la población en general y de las distintas corporaciones administrativas locales y provinciales”.

Maribel Peinado le expresó su respaldo y el compromiso de formalización de la moción, que ya ha sido registrada y que defenderá en la próxima Junta de portavoces de Diputación y en el próximo Pleno provincial de junio.

“Cuando hablamos de la matrona como profesional sanitario legalmente acreditado, reconocido y cualificado para la atención del embarazo, parto y puerperio, hablamos también del derecho de la mujer a recibir esa atención en igualdad”, observó.

Peinado llamó la atención sobre la situación preocupante en Andalucía “donde tenemos la peor ratio de matronas por cada 100.000 mujeres en Atención Primaria en comparación con todas las Comunidades Autónomas y muy por debajo de la media en el conjunto estatal (4,4 frente a 8,8)”, según datos del Ministerio de Sanidad facilitados por la AAM.

La diputada andalucista explicó que la propuesta de acuerdo se centra en tres puntos esenciales. En primer lugar, “garantizar a las ciudadanas residentes en cualquier municipio de Andalucía la atención sanitaria adecuada con las profesionales más cualificadas para la atención del embarazo, parto y puerperio”.

En segundo lugar, “velar y exigir a las Administraciones el cumplimiento en el  reconocimiento de las competencias profesionales de las matronas adquiridas legalmente a través de las Directivas Europeas, que son Leyes de obligado cumplimiento, por todos los países que forman parte de la Comunidad Europea, una vez que estas han sido traspuestas al Ordenamiento Jurídico español”.

Un tercer apartado de la propuesta andalucista plantea que “la matrona forme parte del Equipo Básico de Profesionales de las Unidades de Gestión Clínica configuradas en Atención Primaria, y no a los Dispositivos de Apoyo”. Para ello, se hace necesario “modificar la sección segunda de Estructura funcional, recogida en el Capítulo II de Distritos de Atención Primaria, del Decreto 197/2007, de 3 de julio, por el que se regula la estructura, organización y funcionamiento de los servicios de Atención Primaria de Salud en ámbito del Servicio Andaluz de Salud”.

En la exposición de motivos de la moción se plantea que “la evidencia científica pone de manifiesto que la matrona es el profesional más adecuado y rentable para atender el proceso fisiológico del embarazo, parto y puerperio, por su formación especializada en la salud reproductiva y sexual de la mujer y por los resultados de salud, económicos y de satisfacción de la mujer”.

Por ello, la matrona está reconocida internacionalmente como el profesional sanitario que debe liderar el programa de atención al embarazo, parto y puerperio normales por la Organización Mundial de la Salud (OMS, 1992) y por la Unión Europea, Directiva 2005/36/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 7 de septiembre de 2005, relativa al reconocimiento de cualificaciones profesionales. Dicha directiva está recogida en nuestro Ordenamiento Jurídico, a través del REAL DECRETO 1837/2008, del 8 de noviembre, y en el documento de consenso “Estrategia del parto normal”, elaborado por el Ministerio de Sanidad y aprobado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en noviembre de 2007.

Además, su formación especializada de dos años, Orden SAS/1349/2009, de 6 de mayo de la especialidad de Enfermería Obstétrico-Ginecológica (Matrona), la capacita en Atención Primaria para el desarrollo de programas de lactancia materna, detección precoz de cáncer de cérvix y cáncer de mama, educación sexual, planificación familiar, métodos anticonceptivos, menopausia, fortalecimiento del suelo pélvico y detección de violencia de género, entre otros.

Por todo ello, en relación a la salud reproductiva y sexual, la mujer tiene el derecho de ser atendida por una matrona en su centro de salud y la administración sanitaria la obligación de asegurarlo (Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de Ordenación de las Profesiones Sanitarias)”.

Compartir con: